contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

sábado, 30 de julio de 2011

Cine actualidad/ "LA VÍCTIMA PERFECTA"


Víctima, sí, pero perfecta…

En los años 50, la productora británica Hammer Films emprendió una revisitación en clave modernista de los títulos de horror facturados dos décadas antes por la Universal estadounidense.  Drácula, Frankenstein y otros mitos semejantes fueron sólo la punta del iceberg de una larga oleada de películas de terror y suspense en las que actores como Christopher Lee y Peter Cushing cuajaron algunos de sus mejores trabajos.  Más de medio siglo después, una renacida Hammer reemprende la producción de este tipo de historias, reemplazando los monstruos abracadabrantes por villanos cuya psicopatía no resulta menos monstruosa.
La ganadora del Oscar por “Boys Don’t Cry” y “Million Dollar Baby”, Hilary Swank, interpreta a una psicóloga recién separada que se muda a un viejo edificio neoyorkino en el que apenas habitan un anciano apergaminado y su nieto, el propietario y mantenedor del inmueble.  Naturalmente, no pasará ni una noche antes de que empiecen a sucederse los inevitables ruidos, chirridos y crujidos, agravados por la brusca intromisión de un tren nocturno que todo lo revoluciona a su paso.  Pero no es nada cuando el espectador (que no la protagonista) comience a percibir la verdadera personalidad del amable casero….

Lo malo de “La víctima perfecta” es que todos y cada uno de los tópicos de este tipo de historias aparecen y se suceden de principio a fin y de cabo a rabo, pero no hay ni un solo elemento mínimamente novedoso.  El director y guionista Antti Jokinen pretende cuajar un cóctel de “De repente, un extraño”, “El quimérico inquilino” y “La noche de Halloween”, pero la coctelera está llena de agujeros y por ellos se escapa lo mejor de la fuente, quedando dentro apenas un residuo con sabor agridulce.  Me parece casi inconcebible que con un guión tan flojo y actores no tan taquilleros se haya podido levantar un producto como éste.  Viéndola, se me venían a la mente docenas de películas de los años sesenta y setenta, todas ellas más interesantes y más terroríficas y protagonizadas por intérpretes más convincentes.  Hilary Swank, a pesar del brillo de sus dos Oscar, es una actriz que nunca me ha gustado.  No sólo no me parece nada guapa (cosa que aquí no es relevante por las características de su personaje pero sí chirriaba en “La Dalia negra”), sino que sus actuaciones no se me antojan convincentes;  con todo, aquí se entrega totalmente a su creación, seguramente porque oficia asimismo de productora.  En cuanto a su compañero de reparto Jeffrey Dean Morgan (el “Comediante” de “Watchmen”), no sabe dotar a su papel de las características de ambigüedad, malignidad y psicopatía requeridas.  Gran parte del fracaso dramático del film se debe a que la supuesta amenaza no resulta convincentemente amenazadora.  Por cierto que muchos espectadores me consta que confunden a Morgan nada menos que con Javier Bardem, y es cierto que existe cierto parecido entre ambos.  El casi nonagenario Christopher Lee hace de puente con las viejas películas de la Hammer que, dicho sea de paso, tenían un encanto especial que “La víctima perfecta” no ha heredado.

Luis Campoy

Lo mejor:  Hilary Swank
Lo peor:  la falta de originalidad, la floja composición de Jeffrey Dean Morgan (su equivocado doblaje tampoco ayuda)
El cruce:  “De repente, un extraño” + “El quimérico inquilino” + “La noche de Halloween”
Calificación:  5 (sobre 10)

No hay comentarios :