contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 6 de julio de 2011

Cine actualidad/ "HANNA"


Adolescencia asesina

De la reciente película "Kick-Ass" (2010), basada, por cierto, en un cómic catalogado para adultos debido a su extrema violencia, los personajes (secundarios) que mejor recuerdo son Big Papi y Hit-Girl:  un expolicía resentido y su hija de 10 años, a la que aquél ha educado para ejercer de justiciera sin escrúpulos, manejando pistolas y cuchillos y ejecutando a aquellos criminales que le parecían merecedores de ser exterminados.  Es para mí evidente que Seth Lockhead, argumentista y co-guionista de "Hanna", vio "Kick-Ass" o al menos se leyó el cómic en que se basaba, porque las dos historias tienen no pocas similitudes.  En el caso que nos ocupa, un ex-agente de la CIA ha criado en secreto a Hanna, una adolecente de 16 años, y la ha entrenado para convertirse en el arma perfecta:  experta en todas las técnicas de lucha, fría e implacable aun a pesar de la aparente debilidad de la víctima a aniquilar.  Pero ambos saben que ni siquiera entre los recónditos hielos de Finlandia están a salvo del mundo y de un pasado al que habrán de enfrentarse, cada uno de ellos por separado, si quieren tener derecho a luchar por un futuro a salvo de la violencia que ha constituído su razón de ser hasta ese momento... 

Parecía impensable que el sensible director de "Orgullo y prejuicio" y "Expiación", el londinense Joe Wright, fuese capaz de dar el salto a una película de estas características.  Cuando se estrenó su preciosa versión de "Orgullo y prejuicio", una de las mejores y más famosas novelas de Jane Austen, yo fui uno de los que se quedaron deslumbrados ante aquel virtuoso ejercicio de clasicismo romántico y bucólico.  "Expiación" fue un poco más allá, narrando una historia mucho más dramática y utilizando un lenguaje cinematográfico más elaborado e imaginativo.  No ví "El solista", su siguiente trabajo, pero lo cierto es que sentía curiosidad por averiguar lo que era capaz de hacer con un material tan aparentemente lejos de su mundo como el de "Hanna".  El resultado oscila entre lo excelente y lo ridículo, con un arranque sensacional e impactante que, a través de un largo y tortuoso camino, acaba deviniendo en un thriller de acción más bien predecible y vulgar.  Naturalmente, lo mejor de todo es la elección de la sobresaliente Saoirse Ronan, a la que hemos visto precisamente en "Expiación" o en "The Lovely Bones (Desde mi cielo)", probablemente la mejor actriz joven del momento, que resulta creíble y convincente tanto como adolescente desvalida como asesina despiadada.  También es un gustazo tropezarse con actores de una pieza como el tímido Eric Bana o la gélida Cate Blanchett, aquí oficiando de secundarios de lujo, pero todo lo bueno que ambos consiguen se esfuma cuando interviene un desenfocado Jason Flemyng, quien interpreta a un pérfido asesino que, junto a otros secuaces, mata sin piedad mientras silba las canciones más ridículas y exhibe los ropajes más chillones.  La intromisión absurda de los postulados de la comedia en el terreno de lo que debería ser un drama de acción resulta de lo más chocante y equivocado, y, cómo no, el resultado final se resiente un poco.  También chirría bastante la banda sonora a cargo de los Chemical Brothers, cuya base rítmica, más que acompañar, incordia, y parece salida de alguna discoteca cercana.  Joe Wright presenta sus credenciales como realizador también cualificado para otro tipo de cine ajeno al drama romántico, pero deberá cuidar más los guiones si quiere demostrar todo su potencial.

Luis Campoy

Lo mejor:  Saoirse Ronan, Cate Blanchett, los sensacionales primeros quince minutos
Lo peor:  la música, los personajes de comedia en un entorno dramático
El cruce:  "Kick-Ass" + "Salt" + "Memoria letal" + "Smilla, misterio en la nieve"
Calificación:  8,5 (sobre 10)

No hay comentarios :