contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 12 de junio de 2011

Cine actualidad/ "INSIDIOUS"

Encantados de asustar



En 1982, el mismo año en que dirigió una de sus más famosas obras maestras, “E.T., El Extraterrestre”, Steven Spielberg le produjo al hoy olvidado Tobe Hooper una película de terror titulada “Poltergeist, Fenómenos Extraños”, que cosechó un éxito considerable a nivel mundial. Dejando aparte la cáustica polémica surgida en torno a la autoría final del film (hubo quien aseguró que Hooper fue relevado por el propio Spielberg, que acabó de dirigir la cinta imprimiéndole su particular tono familiar, acuñándose al respecto un célebre chascarrillo que decía “¿Tobe or not Tobe?”), “Poltergeist” hizo una taquilla impresionante y dio origen no sólo a dos secuelas bastante endebles, sino a toda una colección de leyendas urbanas acerca de supuestas maldiciones que acabaron con la vida de algunos de sus actores.
Diecinueve años más tarde, el director malayo-australiano James Wan, artífice de la malsana y sanguinaria saga “Saw” (de la que realizó el primer y mejor episodio), ha dirigido “Insidious”, un evidente homenaje a “Poltergeist”… y a otros cientos de films de terror fácilmente identificables. Un matrimonio y sus tres hijos se instalan en una vieja casa, y comienzan a sucederse hechos inexplicables, que culminan en un accidente que deja al hijo mayor en coma. Creyendo ser víctimas de algún tipo de encantamiento, la familia se traslada a otra vivienda… en la que volverán a sucederse los mismos episodios de origen paranormal. Al final, una parapsicóloga que contratan les indica que lo que parece estar poseído no es la casa… sino su hijo.



“Insidious” (“Cruel”, “Perverso” o, directamente, “Insidioso”, sería la traducción de la palabreja) pretende aterrorizar sin dar tregua al público… y vaya si lo consigue. Wan utiliza la imagen, la música y los efectos de sonido para epatar cada dos por tres al espectador que se hubiera podido quedar relajado en la butaca; habría que preguntarse si tal utilización de todos los recursos a su alcance, tal acoso y derribo, sin el respaldo de una auténtica justificación argumental, es lícito o no, pero lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, todos los films de terror utilizan estrategias parecidas. Así pues, es casi imposible no permanecer en tensión durante todo el metraje, y saltar como un resorte cuando el director se lo propone. De la entrañable “Poltergeist” spielbergiana se ha mantenido casi intacto el esquema argumental (para muestra un botón: el equipo de parapsicólogos está dirigido por una médium, y sus ayudantes son más patosos que científicos), pero, por muy poco que uno conozca el subgénero de casas encantadas, enseguida podrá apreciar las poco sutiles referencias a “El resplandor”, “La centinela”, la reciente “Miedos 3-D” o incluso alusiones a “Pesadilla en Elm Street”. Como ha quedado dicho, todo vale con tal de asustar.



Al frente del reparto tenemos a Rose Byrne (vista este mismo mes en “X-Men: Primera generación”), Patrick Wilson (“Watchmen”) y la ya veterana Barbara Hershey (“El ente”, “Cisne negro”), aunque, indudablemente, los aspectos puramente técnicos eclipsan el trabajo de los actores. La fotografía, la iluminación, el sonido y, sobre todo, la tramposa pero muy efectiva partitura de Joseph Bishara (quien, por cierto, también interpreta al demonio de cara roja) son lo mejor de la función, los cuales, unidos al trabajo de un cada vez más hábil James Wan consiguen que los amantes del terror disfruten un buen mal rato con esta adrenalítica “Insidious”.



Luis Campoy



Lo mejor: la música, la fotografía, el sonido


Lo peor: el todo vale a la hora de asustar como sea, el exceso de referencias a mil y un títulos precedentes


El cruce: “Poltergeist” + “El resplandor” + “Miedos 3-D”


Calificación: 7 (sobre 10)

No hay comentarios :