contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 9 de marzo de 2011

Cine actualidad/ "DESTINO OCULTO"

Viajar con el sombrero puesto



El escritor norteamericano Philip K. Dick va asociado indisolublemente al cine de ciencia ficción, desde que Ridley Scott utilizó su relato "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" como base para su obra maestra "Blade Runner". Dick falleció en el mismo año del estreno de aquel film, 1982, así que no pudo disfrutar el inusitado apogeo de su obra. Otros cuentos suyos que también han merecido una adaptación fílmica han sido "Podemos soñarlo por usted al por mayor" (germen de "Desafío total") o "Paycheck", cuya versión mantuvo el mismo título original. Ahora llega a las carteleras "Destino oculto", que no es sino una traslación al séptimo arte de su novela "Adjustment team", convenientemente retitulada "Adjustement bureau".



Un joven congresista norteamericano se presenta como candidato al Senado, pero parece más interesado en una mujer a la que acaba de conocer que en relanzar su carrera política. Un grupo de hombres tocados con sombrero se cruzarán en su camino y pretenderán convencerle por todos los medios de que no es ni mucho menos libre para poder determinar su propio porvenir...



Si "Blade runner" recogía un concepto original de Philip K. Dick (los peligros de la sociedad omnisciente que se cree con derecho a tomarse atribuciones científicas casi divinas) y lo engrandecía hasta cotas majestuosas, "Destino oculto" utiliza una idea tan manida como interesante (¿somos realmente dueños de nuestro destino?) pero se limita a estructurar a partir de ella una especie de telefilm para adolescentes. Para esta disquisición muy poco teológica sobre el libre albedrío, se ha utilizado la historia nada creíble de un congresista destinado a convertirse en senador y después en Presidente de los Estados Unidos, pero que quién sabe si sería capaz de renunciar al cargo de Hombre Más Poderoso del Mundo por el amor de una bailarina. Para evitarlo, un equipo de entes quasi divinos son capaces de montar un complejo dispositivo que, sin embargo, podría fracasar si el congresista y la bailarina tan sólo llegaran a darse un beso... Como se desprende de tan pueril argumento, nos hallamos ante un cuento de hadas que no llega a cuajar, entre otras cosas porque no hay quien se lo crea y, sobre todo, porque ni el héroe ni los (aparentes) villanos resultan carismáticos ni interesantes. Lo siento por Matt Damon, un chico con carita de bueno pero que últimamente no me lo creo en ninguna interpretación. Ni como vidente en "Más allá de la vida" ni como pistolero en "Valor de Ley" ni mucho menos como ¿congresista? en "Destino oculto" me merece la más mínima credibilidad. Por otro lado, esa compleja y sofisticada organización de ¿ángeles? que utilizan un sombrero para cruzar puertas interdimensionales y, en pleno siglo XXI, leen en libros el destino de las personas, me parece de lo más cutre e irrisorio. Por el amor de Dios, ¿sombreros...? ¿libros...? Pero si eso, a estas alturas, no hay quien se lo crea... Cuando uno está viendo una peli de Harry Potter, ya da por hecho que le van a contar cosas increíbles, pero en un film basado en una obra del autor de "Blade runner" se espera encontrar algo más de seriedad y madurez.



Lo único que me pareció destacable en esta mediocre "Destino oculto", que ha guionizado, producido y dirigido el debutante George Nolfi, fueron un par de escenas de acción y, éso sí, la fascinante aparición de Emily Blunt ("El diablo viste de Prada", "El hombre lobo"), que, con sus ojos y su carisma, se come enterito al pobre Matt Damon y casi hace entendible que un hombre esté dispuesto a desafiar a los Hados por estar con ella.



Luis Campoy



Lo mejor: Emily Blunt



Lo peor: la trama política es sonrojante, y la tecnología exhibida, hilarante


El cruce: “Origen” + “El curioso caso de Benjamin Button” + “Dark City”


Calificación: 5,5 (sobre 10)


No hay comentarios :