contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 12 de enero de 2011

Cine actualidad/ "CAMINO A LA LIBERTAD"

De Siberia a la India




En plena II Guerra Mundial, un grupo de prisioneros de un gulag o campo de concentración siberiano consiguen escapar de su terrible encierro, teniendo que desafiar a partir de entonces a la naturaleza más inclemente, a lo largo de kilómetros de páramos helados, agrestes montañas y desiertos inacabables... Este vendría a ser el argumento de "Camino a la libertad", la nueva película de Peter Weir, que presume de estar inspirada en hechos reales (lo cual no es del todo cierto, porque nunca quedó claro si el autor del relato supuestamente autobiográfico que ha inspirado el film protagonizó él mismo la hazaña o se limitó a seguir los pasos de los verdaderos héroes). Weir, viejo zorro, es autor de películas tan memorables como "Unico testigo", "El club de los poetas muertos", "El show de Truman" o "Master and Commander", pero también de truños como "La costa de los mosquitos", "Sin miedo a la vida" o "Matrimonio de conveniencia". Muy a mi pesar, tengo que decir que "Camino a la libertad” se sitúa más cerca del segundo grupo que del primero, y digo ésto con todo el dolor de mi corazón, pues soy un verdadero fan de las cuatro películas que he destacado, protagonizadas, respectivamente, por Harrison Ford, Robin Williams, Jim Carrey y Russell Crowe. ¿Qué funciona y qué no funciona dentrlo de "Camino a la libertad"? Por supuesto, éso es indiscutible, está maravillosamente bien filmada y montada, y posée una fotografía que no dudo que estará justamente nominada al Oscar. También cuenta con una nueva gran interpretación de un secundario tan respetado como Ed Harris, y su indudable interés (el ser humano desafiando a la Naturaleza en su propio terreno y sin poder hacer uso de inventos artificiales) hizo que la prestigiosa National Geographic se estrenara como productora de un largometraje. Sin embargo, es precisamente ese tono documental lo que lastra emocionalmente la película. Es innegable el mérito de estos hombres (y una muchacha) que, no sin pagar muchos de ellos con su vida, lograron culminar con éxito su odisea, pero Peter Weir se obstina tanto en contarnos CÓMO lo consiguieron, que se olvida de lo más importante: hacernos accesibles, entrañables y queridos a QUIENES lo hicieron. El hecho (o la sucesión de hechos) se impone sobre la caracterización de los personajes, de modo que no empatizamos con ninguno, no sentimos simpatía real ni auténtica antipatía por ellos, de modo que, si sobreviven o si perecen por el camino, nos da exactamente lo mismo. Es una pena que una fotografía tan maravillosa se limite a retratar el exterior y no cuente con la contrapartida de un retrato interior de los caracteres humanos. Tampoco ayuda mucho la equivocadísima elección del protagonista, Jim Sturgess, uno de esos errores garrafales de casting que se cargan irremediablemente una película. Sturgess no tiene atractivo ni encanto ni mucho menos carisma, es un don nadie al que se comen sin ningún esfuerzo un avejentado Ed Harris, e incluso los mucho más episódicos Colin Farrell y Saoirse Ronan, la niña de "Expiación" y "Desde mi cielo".



Luis Campoy



Lo mejor: obviamente, la fotografía


Lo peor: Jim Sturgess, la apuesta por narrar meticulosamente la hazaña en detrimento de la caracterización de los héroes


El cruce: "La gran evasión" + "Lawrence de Arabia" + "Resistencia" + “Horizontes perdidos”


Calificación: 6,5 (sobre 10)

No hay comentarios :