contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 13 de enero de 2011

Cine actualidad/ "AHORA LOS PADRES SON ELLOS"

Estrellas estrelladas




En el año 2000, Universal Pictures produjo una comedia de situación un poco gamberra, en la que junto a un ascendente Ben Stiller se ubicó a un Robert De Niro en perpetuo decaímiento. El film en cuestión, con generosas dosis de sal gruesa en su interior, se tituló "Meet the parents" ("Conoce a los padres"), aunque en nuestro país, donde somos tan originales, lo conocimos como "Los padres de ella". Cuatro años después, el mismo reparto y director se reunieron para perpetrar una continuación, igual de traviesa pero aún un pelín más soez, lo cual quedaba ya patentizado incluso en el título original, "Meet The Fockers" (lamentable juego de palabras con "Fuckers", cuya traducción os sugiero que busquéis en el Diccionario Panhispánico de Guarradas), que, con todo, aquí se convirtió en "Los padres de él". Pues bien, una década después de la primera entrega, los mismos actores repiten sus "entrañables" papeles para enfrentarse a una nueva continuación, "Little Fockers", que en Hispania se ha estrenado como "Ahora los padres son ellos". Como puede deducirse fácilmente, este tercer episodio de la saga de los Fockers vs. los Byrnes tiene la particularidad de que los protagonistas (Ben Stiller y Teri Polo) son ahora papás, y sus padres respectivos (Robert De Niro y Blythe Danner por el lado materno, y Barbra Streisand y Dustin Hoffman por el paterno) han vuelto a erigirse en abuelos. Por lo demás, si ya la segunda parte resultaba bastante sosa, esta nueva vuelta de tuerca no hace sino acumular defectos y deslucir las pocas virtudes de la obra original. Lo más penoso de todo es que un plantel de actorazos como los que aquí se juntan (¡Robert de Niro! ¡Barbra Streisand! ¡Dustin Hoffman! e incluso ¡Harvey Keitel!) se hayan reunido para afrontar escenas tan ridículas como la de la fiesta de cumpleaños y para recitar diálogos infames indignos de su talento. Debería existir alguna ley federal que prohibiese desperdiciar de modo tan patético un talento tan inconmensurable como el aquí reunido. Gran parte de culpa de ésto la tiene el señor De Niro, que hace siglos que acepta cualquier papel con tal de que venga respaldado por un cheque conteniendo muchos ceros, pero también es triste que la semi-retirada Streisand escoja este tipo de productos para despilfarrar su carisma. También se dejan caer por allí otros actores famosos, no menos desdibujados, como Owen Wilson, Jessica Alba o una apergaminada Laura Dern.



Sin ser totalmente despreciable, "Ahora los padres son ellos", como en su día lo fueron, en mayor o menor medida, sus dos precursoras, supone la equivocada actualización de las formas de la comedia de los setenta, prescindiendo de la "chispa" intelectualoide de entonces y ahondando aún más en su atrevimiento semántico, aunque hay que reconocer que en español, traduciendo "Fockers" por "Follen" (ups, al final lo he dicho), el adaptador se ha cubierto de gloria.



Luis Campoy



Lo mejor: Poder ver de nuevo a De Niro, Streisand, Hoffman y Keitel


Lo peor: Que tal reunión de estrellas se enmarque en un guión tan plano y decepcionante


El cruce: "Los padres de ella" + "Los padres de él" + "Tiburón" + "El Padrino"


Calificación: 5 (sobre 10)

No hay comentarios :