contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 13 de diciembre de 2010

Cine actualidad/ "LAS CRÓNICAS DE NARNIA: La travesía del Viajero del Alba"

Pobre fantasía




A diferencia de su prima hermana, "La brújula dorada", que, basada en la saga de novelas juveniles de Philip Pullman, no pasó de su primer y muy decepcionante film inaugural, la saga de "Las Crónicas de Narnia", inspirada en los libros de C.S. Lewis, llega a su tercera entrega cinematográfica, que se titula "La travesía del Viajero del Alba".



Mientras Inglaterra en pleno se moviliza contra la Alemania nazi, los más pequeños de los hermanos Pevensie, Edmund y Lucy, vuelven nuevamente al reino mágico de Narnia, esta vez acompañados por su insoportable primo Eustace. Junto al recién nombrado Rey Caspian, tendrán la responsabilidad de averiguar cuál es el origen de una misteriosa bruma verdosa que abduce a cientos de narnianos que desaparecen sin dejar rastro, entre ellos, siete nobles compañeros de armas del padre de Caspian...



Sobre las evidentes o evidentísimas similitudes entre los libros (y las películas) pertenecientes a las series de "Las crónicas de Narnia" y "El Señor de los Anillos" ya hemos hablado con motivo del estreno de los dos films narnianos precedentes, pero nunca está de más recordar que los autores de ambos, C.S. Lewis y J.R.R. Tolkien, fueron contemporáneos y amigos en la vida real, de modo que parece ser que no pudieron evitar compartir determinados puntos de vista y no pocos recursos literarios. Lewis, sin embargo, era mucho más religioso que Tolkien, y, por éso, a poco que nos esforcemos, podremos hallar en su obra un sinfín de referencias pseudobíblicas. Con todo, a la hora de dar el salto al cine, sólo la primera parte, "El león, la bruja y el armario", conservó algunas reminiscencias religioso-moralizantes, mientras que sus dos continuaciones, "El príncipe Caspian" y la que ahora nos ocupa, "La travesía del Viajero del Alba", apuestan más decididamente por la aventura y dejan de lado la teología y la metafísica.



Eso sí, a nivel aventurero parece que este tercer capítulo navega por aguas algo menos inspiradas y bastante más humildes. La falta de presupuesto se evidencia en todos y cada uno de sus fotogramas, lo cual da un poco de pena porque algunos efectos digitales (la aparición de las sirenas, el retorno de la bruja mala que interpreta Tilda Swinton) "cantan" de lo lindo. Sí, se nota que en estos años la saga de "Las crónicas de Narnia" ha cambiado de manos, y parece que la actual poseedora de la franquicia, 20th Century Fox, no ha podido o no ha querido igualar los dispendios económicos que Disney realizó en los dos primeros títulos. Así, y a pesar de que tras las cámaras, en sustitución del original Andrew Adamson, tenemos a todo un veterano como Michael Apted (apto realizador de "Quiero ser libre" y "Gorilas en la niebla"), el producto final es un quiero y no puedo que nunca llega a aportar las dosis de espectacularidad necesarias. Escenarios más bien cutres, escenas de masas con los mínimos figurantes y una triste ausencia de caras conocidas en el reparto de secundarios, son algunas de las deficiencias de las que adolece este film. Es como un hermano pobre tanto de "El Señor de los Anillos" como de "Harry Potter", que parece ser otra de sus fuentes de inspiración, al menos desde el punto de vista visual.



Respetuosa con su origen novelesco pero algo desilusionante, "La travesía del Viajero del Alba" (que es el nombre del velero en que viajan los protagonistas) tiene unos pocos hallazgos notables (el modo en que al final se abren las aguas del mar, remitiendo, cómo no, a la inmortal "Los diez mandamientos"), pero se hace un poco pesada porque sus supuestas maravillas fantásticas no maravillan como deberían. ¿Agotamiento de la saga? Pudiera ser... En cualquier caso, y dado que los protagonistas originales, los cuatro hermanos Pevensie, ya no protagonizan los siguientes relatos de C.S. Lewis (cediendo el testigo al citado primo Eustace, tan repelente que casi sería preferible pagar con tal de no verlo), puede que éste sea el momento idóneo para que "Las Crónicas de Narnia" se tomen un bien merecido descanso, como ya hizo, prematuramente, “La brújula dorada”. Algunos padres se lo agradeceríamos...



Luis Campoy



Lo mejor: la visualización de las aguas del mar separándose


Lo peor: la notoria precariedad presupuestaria, la copia en 3-D (el film no se rodó originariamente en tal sistema, y doy fe de que la película no necesita para nada esa tecnología tan sofisticada y que tanto encarece el precio de las entradas)


El cruce: "Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario" + "Piratas del Caribe" + "Shrek" + "Los diez mandamientos"


Calificación: 5,5 (sobre 10)

No hay comentarios :