contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 10 de septiembre de 2010

Cine actualidad/ "MIEDOS 3-D"

Miedo pero menos



Joe Dante, realizador de dantesco apellido, no es tan recordado por haber realizado la simpática "Piranha" (enésima imitación de la inimitable "Tiburón") o la generacional "Exploradores" como por haber sido el artífice de la deliciosa "Gremlins", con producción, todo hay que decirlo, de Steven Spielberg. Después de esa su obra magna, todavía brilló en algunas peliculillas más ("El chip prodigioso", "Gremlins 2", "Pequeños guerreros"), para después irse alejando paulatinamente de las marquesinas. Yo, desde luego, hacía muchísimo tiempo que no iba al cine a ver ninguna obra suya. "Miedos 3-D" (titulada originalmente "The Hole", "El agujero") es una película simpática, de éso no cabe ninguna duda. Narra una historia sencilla, y la cuenta con imágenes directas y rehuyendo en lo posible la artificiosidad de los modernos efectos visuales generados por ordenador. Dos hermanos (uno adolescente, el otro a punto de salir también de la infancia) que acaban de trasladarse a una acogedora urbanización y la monísima vecinita del al lado tratarán de descubrir los misterios inherentes a una especie de pozo sin fondo que ha aparecido en el garaje de los recién llegados, ignorantes de los terroríficos peligros que esconde... Tanto el planteamiento de la historia como el aspecto físico de los protagonistas como, sobre todo, la resolución de los efectos especiales, remiten a la década de los ochenta, que fue cuando Dante alcanzó sus mayores momentos de gloria; es como si este cineasta se negara a aceptar el paso del tiempo, o como si prefiriese refugiarse en otra época, para él más satisfactoria. Tampoco es mala esta decisión. Las relaciones filio-maternales (con reminiscencias de "E.T.") y la descripción de los personajes secundarios no son tan sórdidas como las que vemos en tantas ficciones de hoy en día; para empezar, el muchachote protagonista y su rubicunda enamorada sólo piensan en tomarse una coca cola juntos, y ni si siquiera se insinúa un ronroneo sexual. Puede que la resolución de algunas secuencias terroríficas (el momento en que determinados personajes se arrastran hasta el interior del pozo está hecho con la trasnochada técnica del stop-motion, el "cuadrito por cuadrito", lo cual no provoca sino sonrisas condescendientes en la audiencia) no esté a la altura de los planteamientos iniciales, pero es innegable que algunos momentos (la aparición de la niña fantasmal en los lavabos, el primer ataque del payaso) son realmente terroríficos, y quizás por éso llegamos a concebir falsas esperanzas respecto a un desenlace más próximo al horror que a la melodramática reconciliación familiar. Con todo, nos hallamos ante otro producto que nos permitirá ir al cine en compañía de nuestros hijos, con las dosis justas de comedia y (poco) terror y con el aliciente de unas imágenes tridimensionales por lo menos más logradas que algunas de las últimas que hemos podido ver.




Luis Campoy



Lo mejor: los primeros momentos terroríficos, la aparición del entrañable "pizzero" Dick Miller, actor fetiche de Joe Dante


Lo peor: la deriva hacia el melodrama familiar, algunos efectos especiales demasiado trasnochados


El cruce: "El sótano del miedo" + "Poltergeist" + "Gremlins 2"


Calificación: 7 (sobre 10)

No hay comentarios :