contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 11 de marzo de 2010

Cine actualidad/ "MOON"

A la luz de la plateada luna




Alguien debería prohibir de una vez por todas que se estrenasen las películas dobladas al español pero manteniendo, de modo absurdo, innecesario y colonialista, sus títulos originales. Tener que referirme a "Moon" y no a "Luna", sólo por no reimprimir los carteles o no rehacer los fotolitos, me repatea sobremanera. En fin, lamentaciones aparte, hay que reseñar que "Moon" (o sea, "Luna") constituye el debut como director de largometrajes de Duncan Jones, un señor del que poco hay que decir aparte de que es hijo del camaleónico cantante y actor David Bowie. Quizás este hecho no sea nada casual, porque hay que recordar que el artista de los ojos bicolor solía escribir canciones ambientadas en el espacio exterior, tales como "Starman", "Space Oddity" o "Life on Mars", por lo que, muy probablemente, algo de esta afinidad con la ciencia ficción ha debido pasar del padre al retoño.



"Moon", como cualquiera de vosotros habrá podido intuir, transcurre en la Luna. El protagonista es Sam Bell (Sam Rockwell), único operario de una base de explotación de helio, que tiene contrato por tres años en tan solitario enclave y a quien le faltan apenas dos semanas para regresar a casa. La única compañía del astronauta en su lunático exilio es la de un robot (con la voz en el original de Kevin Spacey), que, a diferencia de los que aparecían en "2001" o "Alien", está programado para ayudarle en todo lo posible, programación que incluso excede en más de una ocasión. Por lo demás, el pobre Sam está completamente solo a miles y miles de kilómetros de su hogar y de su esposa e hija, con las que mantiene contacto mediante videoconferencias grabadas que jamás son interactivas debido a supuestos fallos del satélite de comunicaciones. Repentinamente, algo extraño sucede y nuestro protagonista descubre que las cosas no son lo que parecen y que ni siquiera él mismo es quien cree ser...



Podría parecer que una película que transcurre en un único escenario y que cuenta con un solo actor como protagonista tiene todos los números para hacerse eterna y soporífera. Sin embargo, hay que reconocerle a Duncan Jones cierta habilidad para ir dosificando el suspense, y, sobre todo, a Sam Rockwell un enorme talento interpretativo. Sobre este último aspecto, hay que desvelar un pequeño spoiler, y es la aparición inesperada de un clon al que Rockwell, lógicamente, también tiene que darle vida. A pesar de que los dos únicos personajes que vemos en pantalla están interpretados por un mismo actor, la verdad es que el intérprete consigue matizar sutilmente las dos versiones del mismo sujeto, de forma que siempre sabemos cuál es el "Sam" al que estamos contemplando en cada momento e incluso podemos prever cómo se va a comportar.



Ambientada en la luna como podía haberlo estado en Los Angeles o en París, "Moon" mantiene un ritmo y una tensión bastante aceptables y, al igual que otras ilustres predecesoras del género fantástico, se sirve de una temática futurista para teorizar sobre la soledad y la alienación del ser humano. Esperemos que las siguientes películas de Duncan Jones sepan continuar sorprendiéndonos.



Luis Campoy



Lo mejor: Sam Rockwell


Lo peor: algunas miniaturas de los vehículos lunares, que quedan bastante ridículas


El cruce: "2001" + "Alien 3" + "Atmósfera Cero"


Calificación: 8 (sobre 10)

2 comentarios :

Jose Antonio dijo...

Me pareció interesante. Son de estas historias para pensar en la raza humana. Me olía a las películas de antes. Sin grandes medios para efectos especiales pero que tocan el tema fantástico haciéndolo interesante. Al tener un único actor podrían haber gastado algo más en esos efectos especiales (no es necesario pasarse al estilo Star Trek) pues me parecía estar en la misma luna (perdón, moon) de aquella legendaria serie "Espacio 1.999" ¿no? Saludos. JA

Luis Campoy dijo...

Claro, cuando digo que las maquetas lunares "cantan" que da gusto, yo también pienso en aquellos films y seriales televisivos de los 70. Por cierto, qué raro que nunca hayan llevado al cine "Espacio 1999", recuerdo cuánto nos gustaba...