contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 8 de febrero de 2010

Cine/ "TIANA Y EL SAPO"

Un delicioso reencuentro


"Zafarrancho en el rancho" (2004) supuso el canto del cisne de la todopoderosa Disney en lo que se refiere a animación tradicional realizada por dibujantes de carne y hueso. Aquella extraña historia de vacas y vaqueros no convenció a casi nadie, y la factoría de Mickey Mouse decidió concentrarse a partir de entonces en la producción de dibujos animados generados por ordenador. Sola ("Dinosaurio", "Bolt") o, preferentemente, en compañía de su ya filial Pixar ("Buscando a Nemo", "Los Increíbles", "Wall-E", "Up"...), Disney se ha mantenido fiel a tan drástica decisión hasta ahora, y, paradójicamente, parece que ha sido John Lasseter, el gurú de la animación digital y fundador de Pixar, quien, desde su nuevo cargo como responsable de los proyectos animados de Disney, ha decidido retomar el sistema tradicional. Y lo ha hecho del mejor modo posible. "Tiana y el Sapo" ("The Princess and the Frog", "La Princesa y la Rana", en el original inglés) es uno de los mejores trabajos de la Casa en dos décadas, tan sólo un poquito por detrás de esas joyas llamadas "La Bella y la Bestia", "La Sirenita", "Aladdin" y "El Rey León", esta última, por cierto, mi preferida de este género (por si a alguien le interesaba saberlo). El éxito técnico y artístico de "Tiana y el Sapo" no es fruto de la casualidad, pues sus responsables son nada menos que John Musker y Ron Clements, artífices de las citadas "La Sirenita" y "Aladdin". Ambientada en una maravillosa Nueva Orléans, tanto en sus coloridas calles como en sus cenagosos y peligrosos pantanos, "Tiana" adapta el cuento "El Príncipe rana” de los Hermanos Grimm, ése en el que un Príncipe convertido en rana por un malvado hechicero cifra sus únicas esperanzas de volver a ser humano en la muy remota posibilidad de lograr que una Princesa se enamore de él y deposite un beso de amor en su viscosa boca. Para aquellos que solemos ir a ver este tipo de películas en compañía de nuestros hijos, una muy buena noticia: en este caso no nos vemos sometidos a una tortura infantiloide y aburrida, sino que podremos disfrutar un film entretenido, lleno de ternura y romanticismo y jalonado por secuencias verdaderamente trepidantes y números musicales bellamente coreografiados. Las (agradables) referencias a los clásicos de Disney son abundantes, desde "Los Aristogatos" a "Buscando a Nemo" pasando por "El Libro de la Selva", "Merlín el Encantador" y, sobre todo, "Aladdin", no en vano realizada por los mismos responsables de "Tiana". Así, es indudable que el aspecto físico del Príncipe Naveen recuerda poderosamente al del protagonista del film de 1992, que Tiana se parece a Yasmín y que el villano Dr. Facilier, "El Hombre de las Sombras", es una especie de clon sureño del Gran Visir Jafar... dicho todo ésto más en plan de reconfortante reencuentro con queridos viejos amigos que de decepción ante un molesto déjà vu, que conste. De hecho, en un guión ciertamente imperfecto que se podía haber pulido algo más, sí sorprende el acierto de algunos detalles que provocan emoción y ternura (la muerte de la luciérnaga, a la que sólo lloramos durante un segundo porque, al morir, se convierte en estrella), y un par de personajes secundarios pasarán, para mí, al Olimpo de los más afortunados creados por Disney: el citado Dr. Facilier, ominoso en lo visual y aún mejor en el apartado sonoro, gracias al sorprendente doblaje de Javier Gurruchaga, y el cocodrilo trompetista Louis, afortunado cruce entre el oso Baloo de "El Libro de la Selva" y el entrañable Louis Armstrong del que toma el nombre. Citar, también, a la (al menos para mí) desconocida Chila Lynn, actriz cubana que dobla a Tiana y que, en las canciones, se luce espectacularmente. Quizá sean éso, las canciones, el eslabón más débil de la cadena; ni en esta ocasión ni tampoco en la reciente "Nine" las melodías son realmente atractivas ni pegadizas, por lo cual, lo que podría y debería ser un aliciente se convierte, a ratos, en un pequeño lastre. Pero ¿qué se le va a hacer?; como cantaban Golpes Bajos, corren malos tiempos para la Lírica...



Luis Campoy



Lo mejor: el ritmo, la animación, los fondos, la "Princesa" Tiana doblada por Chila Lynn y el "Hombre de las Sombras" doblado por Javier Gurruchaga


Lo peor: las poco inspiradas canciones de Randy Newman... el cine semi vacío mientras en la sala de al lado la gente aún hace colas para ver "Avatar"


El cruce: "Merlín el encantador" + "El corazón del ángel" + "Piratas del Caribe" + "Aladdín"


Calificación: 8,75 (sobre 10)



9 comentarios :

Azusa dijo...

Tengo ganas de verla, aunque me echan un poco para atrás las cancioncillas, no me suele gustar mucho el cine musical.

Luis Campoy dijo...

Bueno, tendrás que fijarte más en los fondos y la animación que en las canciones. De verdad que merece la pena. Un abrazo.

latrastiendadelascucas.com dijo...

Hola Luis:

Gracias por tu visita a mi blog de deporte, ahora te escribo desde mi otro blog para que te des un paseo, con respecto a la peli, tiene que ser muy bonita, me encanta el cine y las pelis para peques estan muy bien... habrá que ir a verla, no?
Un saludo

villamartínezleal dijo...

Hola Luis, encantada de seguirte, me gusta mucho leer y se que aquí en tu espacio me voy a enterar de las últimas actualides sociales.
Salu2.

villamartínezleal dijo...

Ah se me olvidava, me ha recomendado tu blog "latratiendadelascucas".
Salu2.

Anónimo dijo...

En algo coincidimos.
A mí también se me saltaron las lágrimas cuando la luciérnaga se convirtió en una estrella. Hay que ser muy sentimental para que una película de dibujos, produzcan esas lagrimillas.

En fin....pero luego volvemos a la realidad. Todo se queda en un cuento.


A mi hijo le gustó mucho, y a mi también, porqué no?.

Saludos.

Luis Campoy dijo...

Para "latrastiendadelascucas": ya he paseado por tu blog, y, desde luego, me ha sorprendido. En cuanto a la peli, pues sí, te la recomiendo, no sólo porque sea "una peli para peques" sino porque de verdad se merece que la veas, está realizada con auténtico mimo y mucha ternura.

Luis Campoy dijo...

Para "villamartinezleal": también he visitado tu blog, y también me ha sorprendido. En cuanto a lo que dices, pues sí, mira, no sólo escribo sobre cine, sino que intento pasar revista a cualquier asunto de interés social, político o incluso político. No olvides que no tengo uno sino tres blogs, los otros son www.miblogazulgrana.blogspot.com y www.perlasdelguadalentin.blogspot.com. Saludos.

Luis Campoy dijo...

Para Anónimo: es cierto, creo que no lo había reconocido tan abiertamente, pero ese momentito en que la luciérnaga pasa a mejor vida y se transforma en estrella me hizo casi casi llorar. Y, obviamente, todos sabemos que cuando se acaba la película y se encienden las luces ya pasamos de golpe al mundo real, pero ¿no es precisamente ésa la razón principal para disfrutar del Cine?