contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 1 de febrero de 2010

Cine/ "NINE"

Fosse vs. Fellini




Cuando ví el primer trailer de "Nine", allá por septiembre del año pasado, me quedé boquiabierto y enseguida llamé a mi madre para que viniese a compartirlo. No era para menos. El montaje, todo un prodigio técnico, mostraba una sucesión de números musicales fotografiados con inusual belleza y, además de exhibir a Nicole Kidman, Penélope Cruz, Judi Dench y (bastante menos) a Daniel Day Lewis, se permitía el lujazo de recuperar, bellísima y casi juvenil, a una espléndida Sophia Loren. El artífice de "Nine", el film, no es otro que Rob Marshall, un señor que parece haberse propuesto convertirse en el salvador del Musical americano, a tenor de sus denodados esfuerzos demostrados primero en "Chicago" y, ahora, con esta nueva producción que aspiraba a un puñado de Globos de Oro y aún puede aspirar a varios Oscars. "Nine" fue primero una obra teatral estrenada en Broadway con Antonio Banderas interpretando al protagonista Guido Contini, y, en realidad, constituyó un remake en clave musical de la película "8 1/2", uno de los más célebres y celebrados trabajos del genial director Federico Fellini. En "8 1/2", Marcello Mastroianni ejercía de alter ego cinematográfico del propio Fellini, y se narraba en clave más bien surrealista cómo era el día a día de un famoso realizador italiano al que los fans adoraban por sus primeros trabajos, los críticos vapuleaban por el resultado de sus últimas obras y los devaneos amorosos arrastraban a una imparable decadencia. El montaje teatral fue todo un éxito y Antonio Banderas recibió buenas críticas por su interpretación, que le permitía lucirse como actor y como cantante. Sin embargo, cuando Rob Marshall se propuso trasladar la obra a la gran pantalla, el actor latino con quien contó no fue Banderas sino... Javier Bardem, recién ganado su Oscar por "No es país para viejos". Realmente hubiera sido morboso ver a Bardem en pantalla junto a su novia Penélope Cruz, pero el hijo de doña Pilar prefirió tomarse un año sabático y el papel recayó no en un latino sino en un británico, el excelente Daniel Day Lewis, indiscutiblemente uno de los mejores actores del mundo. Para dar vida a su esposa, su amante, su prima donna, su maquilladora y a varias hermosas mujeres que le rodean (incluyendo a su difunta madre, que es el papel "fantasmagórico" que interpreta Sophia Loren) se contrató a un elenco femenino auténticamente espectacular, que, además de las citadas Penélope Cruz, Nicole Kidman y Judi Dench, incluye a Marion Cotillard, Kate Hudson y una sobresaliente Fergie, lo mejor del film. Pero digamos ya que "Nine" es una decepción bastante importante, y de éso no tienen la culpa ni Day Lewis ni sus bellas y talentosas acompañantes. Me da la impresión de que el modo en que Rob Marshall pretende rescatar el género musical de su ostracismo es copiando de forma bastante descarada al único e inimitable Bob Fosse, uno de sus últimos grandes creadores tanto en las tablas como en el cine, donde ejercía de director y asímismo de coreógrafo. De hecho, siempre pensé que "Chicago" calcaba el ambiente e incluso algunos números de "Cabaret", y, el otro día, mientras veía "Nine", casí llegué a sonrojarme al ver cómo Marshall se permitía plagiar descaradamente a la maravillosa "All That Jazz (Empieza el espectáculo)", la magistral pseudobiografía de Fosse. Pero incluso para plagiar hay que ser un poco original, y no se puede clonar una obra musical casi perfecta descuidando aspectos tan importantes como el libreto y las canciones. Que "Nine" no pretendía ser la película más divertida del año no es ningún secreto, pero es que, tal y como nos la cuenta Marshall (alternando un número musical tras otro con fragmentos bastante insulsos de la vida privada y profesional de Guido Contini, en los que, como buenos italianos, todos los actores sobreactúan casi grotescamente) llega a resultar bastante monótona y aburrida. Pero donde "Nine" pincha colosalmente es en las canciones. Una vez más, la instrumentación remite instantáneamente a las orquestaciones de Ralph Burns para "All that jazz", pero es que las propias melodías (excepto , quizás, "Be Italian" y "Cinema Italiano") son bastante poco inspiradas, resultan de todo menos pegadizas y, cada vez que suena la música y los actores se aprestan a cantar, uno se teme lo peor. Y lo peor es que "Nine", a pesar de su rutilante elenco de estrellas, su espléndida fotografía, su excelente montaje y sus muy buenas coreografías, acaba siendo una enorme decepción. Una pena.



Luis Campoy



Lo mejor: el trailer, algunas coreografías y la exhuberante Fergie (un cuerpazo y todo un vozarrón)

Lo peor: Nicole Kidman, sosa y gélida como ella sola, un sorprendentemente gris Daniel Day-Lewis y una sobredosis de pesadísimas canciones

El cruce: "Fellini 8 1/2" + "All that Jazz" + "El talento de Mr. Ripley"

Calificación: 6,5 (sobre 10)

No hay comentarios :