contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 19 de febrero de 2010

Cine actualidad/ "UP IN THE AIR"


La soledad del eterno viajero




Hay algunas películas que se disfrutan mientras se las está viendo y luego se olvidan rápidamente en cuanto se encienden las luces… y otras que sólo empiezan a valorarse en su justa medida conforme van pasando las horas tras su visualización. "Up in the air" pertenece, rotundamente, a esta segunda categoría. Su director, Jason Reitman, es hijo de aquel Ivan Reitman que se hinchó a ganar dólares en los 70 y 80 con sus comedietas llenas de sal gruesa y humor chabacano en las que solía aparecer, ya fuese como protagonista o como secundario, su compinche Bill Murray (lo único “potable” de Ivan fue "Los Cazafantasmas", aunque su éxito yo lo atribuyo más a su guionista y co-protagonista, Harold Ramis). En los dos únicos films del joven Jason que he podido ver, "Juno" y el que ahora os comento, me resulta evidente que el hijo ha pasado por encima el padre... como una apisonadora. Dejando aparte la justa indignación que me inspira el hecho de que una película extranjera se estrene en nuestro país sin traducir su título original (¿acaso es mejor “Up in the air” que “Arriba en el aire” o “En el aire”, o “Volando”, o algo parecido?), tengo que decir Jason Reitman ha firmado la que es para mí una de las mejores comedias de los últimos años, en las antípodas del humor grosero y brutal de la reciente "Resacón en las Vegas" (a la que, por otra parte, no le discuto su buena factura y dos o tres gags hilarantes). En este sentido, podríamos decir que Todd Phillips con "Resacón..." actualizó el estilo de Ivan Reitman, mientras que Jason se decanta por un formalismo elegante y clásico que recuerda al mejor Blake Edwards o incluso a Preston Sturges. "Up in the air" nos cuenta la existencia rutinaria de un ejecutivo de Recursos Humanos que se pasa la vida volando de aquí para allá, de norte a sur y de este a oeste de los Estados Unidos, con la desagradable pero necesaria misión de despedir a aquellos empleados que no han sabido adaptarse a los cambios obrados en sus empresas o que, simplemente, han dejado de ser imprescindibles. George Clooney da vida a este personaje, que podía haber resultado antipático o inhumano pero que el canoso actor lo convierte en un exquisito compañero de viaje, del que se pueden aprender tantas cosas positivas que se le perdona todo lo malo. Clooney compone con sobriedad y encanto un lúcido retrato de un hombre que vive por y para su trabajo, un trabajo que priva de trabajo a otros hombres y mujeres, quienes, no obstante, pueden refugiarse de sus traumas laborales en su familia y sus amigos, cosas ambas de las que nuestro protagonista carece. En uno de sus viajes conocerá a una bella mujer con la que llegará a mantener una relación periódica, pero ocurre que, a ciertas alturas de la vida, lo “normal” es haber alcanzado la estabilidad… y lo demás, son fantasías y juegos de simulación.



Los primeros diez minutos de “Up in the air” son un prodigio de narración cinematográfica, donde la fotografía, la música, el guión, la interpretación de George Clooney y, sobre todo, un montaje simplemente extraordinario, te dejan con la boca abierta. A medida que avanzan los minutos, no para uno de sorprenderse ante la madurez narrativa de Jason Reitman, que ilustra con maestría un libreto perfectamente construído que tamiza los momentos dramáticos bajo un filtro de humor que permite que podamos distanciarnos en seguida, sólo para volver a conmovernos un ratito después, aunque nuevamente surgirá la ocasión de sonreir. La química entre Clooney y la deliciosa Vera Farmiga (vista en "Infiltrados" y "El niño con el pijama de rayas" y, por cierto, cada vez más parecida a la española Ana Otero) es otro de los alicientes del film, en el que también actúan Anna Kendrick, Jason Bateman, J.K. Simmons (estos dos ya aparecían en "Juno") y la revelación de "Resacón en Las Vegas", Zach Galifianakis. Hacia el final del film, no obstante, Jason Reitman tiene la oportunidad de rematar la jugada con un desenlace que me hubiera parecido soberbio (el protagonista acaba de llevarse una monumental decepción y la cámara se aleja, revelándole solo en su habitación del hotel mientras la nieva cae), pero prefiere ser un poco más convencional y alarga la historia durante diez minutos innecesarios que perfectamente podía habernos ahorrado. En cualquier caso, "Up in the air" constituye una gratificante sorpresa y, para mí, es una clarísima favorita para los Oscars más importantes.



Luis Campoy



Lo mejor: La realización, el montaje, George Clooney, Vera Farmiga y la aparición de J.K. Simmons (su papel apenas tiene un minuto en pantalla, pero da un auténtica lección de interpretación)


Lo peor: los diez últimos minutos, innecesarios, un pequeño borrón que podía haberse evitado


El cruce: "El turista accidental" + "Atrapado en el tiempo"


Calificación: 9 (sobre 10)

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Sinceramente es una de las películas que me ha enganchado poco a poco, como bien dices en tu blogs, y como yo me fijo más en la cuestión de guión, a mi cauto entender tiene frases y diálogos estupendos. Me quedo con lo de ¿cuánto pesan nuestras vidas?

ANGELA

Expediente X dijo...

Solo pasaba para hacerte partícipe de mi felicitación de mi tres años de blog. Saludos

Luis Campoy dijo...

Pues felicidades, Agente Mulder. Por cierto, este blog cumple también 4 años por estas fechas, "Perlas del Guadalentín" ha cumplido creo que 2 y "Mi blog azulgrana" está a punto de llegar al año de vida.