contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

lunes, 9 de noviembre de 2009

Cine/ "Michael Jackson's THIS IS IT"



Esto es lo que hay




Parece que fue ayer cuando estaba yo desayunando y leyendo el periódico (o viceversa; a veces no sé cuál de las dos tareas es más importante y satisfactoria) y me alegré (sí, confieso que me alegré) cuando conocí que al bueno de Michael Jackson, ese extraño ser que antaño fue un músico excepcional, posteriormente devino en autoproclamado Rey del Pop y últimamente se había quedado en una especie de monstruo de feria, se le brindaba la oportunidad de volver a actuar en una serie de conciertos a celebrarse en Londres en Julio de este mismo año. Pocos meses después, volvía yo de Alicante con mis hijos cuando leí en internet que Jacko había fallecido a los 50 años, víctima de un fulminante ataque al corazón. Sus conciertos londinenses nunca se celebraron, pero, durante su preparación, a alguien se le había ocurrido la idea de rodar un "making of" de los ensayos, y éso es lo que ahora Kenny Ortega, director musical de la gira, ha convertido en un documental que sirve de canto del cisne al finado cantante y bailarín. Obviamente, "This is it" defraudará y aun aburrirá a quienes esperaban ver una biografía de Michael Jackson, a los que ansiaban escuchar insólitas revelaciones de sus propios labios e incluso a quienes confiaban en que sus colaboradores se explayaran largando secretos acerca de las intimidades del personaje (recordemos que, cuando los servicios sanitarios se personaron en la residencia de Jacko para tratar de salvar su vida, informaron de que el cadáver presentaba signos de anorexia, estaba cubierto de punciones y hematomas en los brazos y su cabeza era víctima de una severa alopecia; como todos sospechábamos, Michael hacía años que usaba pelucas). Por el contrario, el film resulta una muy agradable sorpresa para quienes amamos el cine, el teatro, la música y el espectáculo en general, y, sobre todo, para quienes sigan siendo fans sinceros de Michael Jackson, el Artista. Kenny Ortega ha realizado un trabajo excelente alternando las tomas grabadas durante los agotadores ensayos (se rumorea que el final de Jackson se precipitó por su empeño en recuperar la forma física que sus años de frikismo le habían robado) con entrevistas a músicos y técnicos de sonido y vestuario, y escenas del rodaje de los videoclips que iban a acompañar a los números musicales que se representarían en directo. Yo, desde ya, postulo a "This is it" al Oscar al mejor montaje, al mejor sonido, a la mejor coreografía y, por supuesto, al mejor documental. Lo primero que sorprende (aunque no debería; recordemos, joder, que se trata de Michael Jackson, el creador de "Thriller", "Billy Jean" y "Black or White") es el portentoso sonido digital, que te traslada no sólo a cualquiera de los ensayos sino a una utopía de lo que hubiera sido asistir a los conciertos, cuyas entradas, por cierto, se agotaron nada más ponerse a la venta. Todos y cada uno de los músicos que acompañaban a Jackson resultan ser intérpretes de primerísima clase (desde los guitarristas hasta el batería, pasando por el bajista y, sobre todo, el teclista que sostiene con Jacko una simpática discusión), cuya intención no era disfrazar las miserias de un pirado pederasta sino reversionar, mejorando, en algunos casos, auténticos hitos de la música. Por su parte, Michael Jackson muestra inocentemente su fragilidad como ser humano a quienes sus fans y, más aún, sus instrumentistas, a quienes tiene a sueldo pero seguramente hubieran trabajado gratis con tal de estar cerca de él, veneran e idolatran casi como si se tratase de un dios. Cada una de las sugerencias de Michael, cada una de sus tímidas reprimendas, van acompañadas de un "Dios os bendiga" o un "Os lo digo con todo amor, A-M-O-R", cosa que a algunos puede parecernos una soberana gilipollez pero quién sabe si puede ser precisamente éso lo que justificaba tanto cariño y tanto respeto no sólo por parte de sus admiradores sino de sus compañeros de profesión. Mención aparte merece el despliegue vocal y coreográfico del benjamín de los Jackson Five, que no olvidemos que estaba a puntito de cumplir 51 años, edad en la que no todo el mundo es capaz de cantar y sobre todo de bailar como en los momentos gloriosos de la juventud. Sobre el cante, diremos que Jackson, a pesar de que en sus últimas actuaciones públicas en alguna que otra entrega de premios había mostrado sospechosos síntomas de haber perdido la voz, básicamente cumple bastante bien con la reinterpretación de sus clásicos (aunque a veces se ahoga un poco, tras lo cual enseguida pide disculpas a los músicos alegando que "no quiere forzar la voz") y aun se permite algún gorgorito funky "a capella". En lo referente al baile, es indudable que el hombre estaba en el buen camino de recuperar la agilidad felina y algunas de las acrobacias que le inmortalizaron, si bien su famoso "moonwalk" ("paso lunar") no aparece por ningún lado, (ni siquiera en la que es, para mí, su mayor creación, "Billy Jean"), como tampoco la inclinación sobrehumana (ni Harold Lloyd, Donald O'Connor o nuestro simpático Locomotoro habían logrado algo similar) que tanto llamó la atención en el video de "Smooth Criminal", que se ha vuelto a rodar en la mejor tradición de "Cliente muerto no paga", alternando imágenes de Jacko con fotogramas de Rita Hayworth en "Gilda", así como de Humphrey Bogart y Edward G. Robinson. También se ha rodado un insulso remake de "Thriller" que no le llega a la suela del zapato al original de John Landis, y se desvelan secuencias impactantes de los nuevos clips para "They don't care about us", "I wanna be startin' somethin'" o "Earth Song". Digno epitafio para un artista que murió tratando de recuperar la gloria que él mismo dilapidó, "This is it" no es morbosa ni tampoco desmitificadora, pero sí constituye un excelente testimonio de cómo se forja y se mantiene un artista, de la trastienda del espectáculo, del esfuerzo que se requiere para dar a luz un show de primerísima categoría. A mí me fascinó.



Luis Campoy



Lo mejor: las canciones, el sonido, las coreografías


Lo peor: el trato reverencial y a veces servil que los músicos deparan a Michael Jackson;  el soso remake de "Thriller"


El cruce: "Moonwalk" + "All that jazz" + "El último vals"


Calificación: 9 (sobre 10)


No hay comentarios :