contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 13 de mayo de 2009

Hasta siempre, Antonio Vega



Ayer se marchó para siempre Antonio Vega, gran compositor e intérprete y alma máter del mítico grupo Nacha Pop. Cuando escuché en los telediarios que lo que se lo llevó fue una neumonía que en realidad enmascaraba un cáncer, no pude evitar una sonrisa. Que sí, que estoy seguro de que padeció esas enfermedades, pero lo que minó su salud no fue precisamente una célula cancerosa o un resfriado de grandes proporciones. Al igual que otros artistas trágicamente desaparecidos (Enrique Urquijo, Antonio Flores, Jim Morrison, Kurt Cobain, etc.), Antonio Vega era un músico como la copa de un pino, pero no puede decirse que la música fuese su única droga. Vamos, que era un héroe en busca de heroína, un hombre que de la CocaCola sólo conocía la mitad, la primera mitad. En el concierto conmemorativo del cuarenta aniversario de los Cuarenta Principales, daba auténtica pena verlo. Parecía un muerto viviente, un zombi que sólo se sostenía en pie apoyado en su innegable talento. Con su primo Nacho García Vega fundó Nacha Pop y compuso temas memorables como “La chica de ayer” (título, por cierto, de cierta serie que Antena 3 TV ha venido emitiendo estos últimos domingos) o “El sitio de mi recreo”. Posteriormente, el grupo se disolvió y Antonio se lanzó en solitario, aunque hace poco se había reunido con Nacho para intentar una nueva aventura al frente de la clásica banda. Parece que su salud, terriblemente deteriorada por mil y una adicciones, por mil y un excesos, incluso había mejorado algo. Pero ayer nos dejó y se fue a reunirse con su amada Marga, con la que no llegó a tener el hijo que añoraba, una de sus pocas asignaturas pendientes. Lamentablemente, del famoso dicho atribuído a James Dean, “Vivir deprisa, morir joven y dejar un bello cadáver”, me temo que a Antonio Vega sólo puede concedérsele el beneficio de la primera aseveración, pues, cuando se fue, ni siquiera la segunda (tenía 51 años) se le ajustaba ya. Pero los genios nunca se van del todo, y, prueba de ello, son algunas maravillosas letras que revelaban la torturada pero inagotable inspiración de un poeta al que no olvidaremos. Hasta siempre, Antonio Vega.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

Antonio Vega gran musico, Gente inteligente que se va... tambien Mario Benedetti.

¡Descanse en paz la inteligencia!

y a ti como siempre un gran beso.

MARISA

Luis Campoy dijo...

Yo homenajeé a mi manera a Benedetti escuchando "El Sur también existe", el álbum que Serrat realizó musicalizando sus poemas. Besitos.