contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 12 de marzo de 2009

La tapa del water


Cuántas veces, tras degustar una opípara comida o disfrutar un café o una copa, he sentido retorcerse ahí adentro las entrañas y los intestinos y asquearme mientras me arqueaba una asquerosa arcada… ¿Por qué los hombres son tan, tan guarros?. Ni siquiera en una zona hidrográficamente deprimida como Murcia encuentro justificación para una conducta tan incívica como no tirar de la cadena y, acto seguido, bajar la tapa del wáter después de haberse uno aliviado. A mis taytantos años ya casi nada me sorprende, y no me asusta comprobar que, al igual que me sucede a mí mismo, mis congéneres transforman en un desecho amarillento los litros de líquido que consumen, pero ¿es necesario que tenga que verificarlo empíricamente a cada momento? Hay pocas cosas que se me antojen más asquerosas que tener que averiguar cuál es el tono preciso del agüita amarilla depositada por el tipo que ha salido del retrete justo antes de entrar yo. ¿Es que a esos “señores” (por llamarles de alguna manera) no les enseñó su mamá a tirar de la cadena después de desaguar? ¿Acaso presumen de ser tan ecologistas que se han propuesto hacer del ahorro y la restricción acuática su fin y su bandera? El próximo día que me suceda algo así (o sea, con mi suerte, esta misma tarde) estoy pensando en abordar al cochino en cuestión y exigirle el carnet que acredite su pertenencia al partido de los Verdes, so pena de cuya carencia le voy a poner… verde. Joder, es que ni son capaces de realizar el exiguo esfuerzo de bajar la ovalada tapadera. A lo mejor el que entra al lavabo tan sólo pretendía lavarse las manos antes de comer, y bien podría haberse ahorrado la contemplación de esa mugre que, en ocasiones, parece un charco de mostaza… Y que no me vengan con que, tras haber tenido que sostener su “enorme herramienta” emisora de residuos líquidos, están tan agotados que ni fuerzas tienen para dejar caer un simple pedazo de mármol (cuando no de aún más liviano plástico); ¡menos lobos, carabobos!. Una vez, en un aseo particularmente estrecho que se hallaba en la parte trasera de una popular cafetería de Lorca, tuve el inmenso “placer” de conocer, al mismo tiempo, el careto de uno de esos inmorales y el color y la textura de la mi…seria que había ca…ído de su ya sosegado pero deleznable ano. Dicen que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte, pero muchos de ellos no parecen marcianos, sino, simplemente, marranos. Yo a mis hijos les riño cada vez que se olvidan de tirar de la cadena después de haberse quedado a gusto, e incluso les obligo a lavarse las manos, aun contraviniendo los doctos consejos de Santiago Segura en “Torrente, el brazo tonto de la Ley”, cuando decía que él se lavaba ANTES de utilizar su sacrosanto falo, con el fin de que ningún germen o microbio residente en sus manos pudiera infectar tan preciado instrumento, pero jamás utilizaba el agua y el jabón DESPUÉS de haber miccionado, como si acaso se avergonzase de haber entrado en estrecho contacto con su adorada cuca. Menudo país, en el que un impresentable como Torrente parece erigirse en modelo e inspiración del machito ibérico.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

¡que razón tienes...pues con las mujeres...IGUAL.!

yo siempre he pensado que en sus casas no se atreverán a hacer lo que luego hacen en público y eso deja mucho que desear.

un besito amigo.
marisa

Luis Campoy dijo...

Siempre es un placer reencontrarte, Marisa, que te haces mucho de rogar. Espero que todos en tu familia estéis bien. Pues mira, no sé qué decirte, pero imaginarme a una mujer cometiendo guarradas de ésas en un WC público me cuesta trabajo. Parece que aún queda peor que en un hombre, no?

Anónimo dijo...

QUEDA IGUAL...SABIENDO QUE VA EN ELLO NUESTRA SALUD, UNA DE LAS COSAS MAS IMPORTANTES PARA ELLA (LA SALUD) ES LA HIGIENE.

BUENO...SOBRE MIS RUEGOS... ¡QUE MAS QUISIERA YO QUE ESTAR TODO EL DIA RELEYENDO TU BLOGGER QUE ES LO MAS INTERESANTE QUE PARA MI HAY EN INTERNET.

AHORA ESTOY DESCUBRIENDO OTRO MUNDO QUE ME LLEVAN A TENER TODO MI TIEMPO PRACTICAMENTE DEDICADO A ÉL.

AUNQUE ESO SÍ, COMO VERÁS NO ME RESISTO A ENTRAR EN ESTE BLOGGER PORQUE CUANDO ESTOY EN ÉL, TAMBIEN ESTOY UN RATITO CONTIGO Y ESO ES MUY IMPORTANTE, POR COMO ESCRIBES Y POR COMO ERES.

MIL BESOS

marisa

Luis Campoy dijo...

Marisa, cómo me sobreestimas… En realidad, un escritor vale tanto como los lectores que tiene y que, transcurrido el tiempo, consigue mantener. Suerte en ese otro mundo, que supongo que es el maravilloso universo de la Maternidad. Besitos.