contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 14 de agosto de 2008

Cine/ "WALL-E"

Nado a contracorriente


Una película de dibujos animados tan perfecta que no parece dibujada… tan magnífica (¿o quizás magnificada?) que no resulta animada… Lo siento, aun admitiendo, valorando y degustando todos o casi todos sus méritos, me aburrí soberanamente con “Wall-E”. Supongo que sucede a veces, incluso en el seno de una factoría tan propensa a fabricar obras maestras como es Pixar. Y ¿quién sabe..? Tal vez a vosotros que me leéis sí os haya parecido magistral, como a todos ésos que ya vaticinan que será nominada al Oscar a la Mejor Película (no como “Mejor Película de Animación”, sino como “Mejor Película” a secas). Ya me pasó algo parecido hace un par de temporadas con “Happy Feet”, aquel delirio pingüinesco de George Miller con el que tampoco pude llegar a conectar. Una cosa es admirar los valores de una persona o una cosa, y otra muy distinta llegar a enamorarse de ella. Y la historia de este robot, último superviviente de un cibernético batallón de limpieza que lleva siglos amontonando basuras en un Planeta Tierra post-apocalíptico, si bien está contada con inteligencia y sensibilidad, se me hizo bastante pesadita de principio a fin. Que sí, que la textura de sus dibujos pixelados es lo más próximo a la perfección que nunca se ha visto en una pantalla, que la ausencia de diálogos en su primera mitad no impide que resulte perfectamente inteligible, que el romance con el robot “hembra” inequívocamente llamado “Eva” (no vayamos a pensar ni por un momento que el “chico” de la película es gay) resulta enternecedor, y que la persecución que se desarrolla a bordo de la estación especial es bastante trepidante, pero… Viendo “Wall-E” no pude evitar acordarme de “CortoCircuito”, de John Badham, donde aparecía el robot “Número 5”, obvísimo y clarísimo precedente del protagonista de la película que nos ocupa, y es cierto que, de la comparación de ambas cintas, sale clara vencedora la producción de Disney y Pixar, pero ya sabéis que yo pertenezco a ese selecto grupo de “críticos” que nadan a contracorriente y nunca he ocultado que no me gustaron ni “Brokeback Mountain” ni “Hancock” (por poner dos ejemplos de cintas que queda muy fino alabar) y que, por el contrario, disfruté con “El Código DaVinci” y “La Ultima Legión” (títulos sobre los que parecía existir un consenso en catalogar como “basura” sin paliativos), por lo que tampoco os extrañará que os confiese que “CortoCircuito” o incluso su secuela me entretuvieron y distrajeron bastante más que “Wall-E”, una maravilla que (ay) no me maravilló.
Luis Campoy

Lo mejor: su perfección técnica incuestionable, su habilidad para narrar sin recurrir al diálogo
Lo peor: la confabulación intergaláctica para convencernos de que se trata de una obra maestra incomparable
El cruce: “CortoCircuito” + “2001, Odisea del Espacio” + “Soy Leyenda”
Calificación: 8 (sobre 10)

3 comentarios :

Luis Campoy dijo...

Ayer mismo estuve a punto de comprarme un muñequito de Wall-E en el "Toys 'R' Us". ¿Será que, al final, no me ha gustado tan poco como pensaba...?

José A. dijo...

Buenasssss.

Efectivamente la perfección de la animación de la película me parece que es lo mejor de ella. No está mal en general, pero no confundiros... no es para los más peques de la casa (pueden no entenderla). Es una película distraida, con tema ecologista de por medio y autocrítico con la humanidad. El Wall-e está muy conseguido (con aspecto parecido al cabezudo robot Número 5) reflejando una gran expresividad y sentimiento sin palabras. ¡Vale! Lo que me extraña es la repercusión entre los críticos que le dan el Oscar a la mejor película. No me parece que sea para tanto. Saludos. JA desde Alicante.

Luis Campoy dijo...

En España, y no sé si en más sitios, se producen a veces extrañas alineaciones por parte de los críticos, que se confabulan para ensalzar o denostar determinadas películas. Se trata de casos muy concretos y evidentes, y este año los ejemplos más evidentes son "Wall-E" y "El Caballero Oscuro". Yo, sintiéndolo mucho, me niego a fabricar obras maestras de la nada, o a poner sobresalientes a películas que no me han entretenido.