contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

sábado, 23 de agosto de 2008

Cine/ "LA MOMIA 3: LA TUMBA DEL EMPERADOR DRAGON"

China vs. Egipto


Diversas coincidencias hacen inevitable una mínima comparación entre “Indiana Jones: El Reino de la Calavera de Cristal” y “La Momia 3: La Tumba del Emperador Dragón”. Para empezar, se trata, como todo el mundo sabe, de una suerte de original y copia, al menos en lo que se refiere a los puntos de inicio de ambas sagas (1981 y 1999, respectivamente); la primera entrega de “La Momia” llamó la atención porque se asemejaba mucho más a las películas protagonizadas por Harrison Ford que al film clásico con un terrorífico Boris Karloff. Asímismo, entre el primer capítulo de cada una de las series y el último (por el momento) habían pasado tantos años que todo el mundo pensaba que las continuaciones nunca iban a llegar… pero he aquí que han llegado, y “casualmente” el mismo año. Otro punto en común (quizás el más importante) es que, en ambos casos, se trata de los eslabones más flojos de sus respectivas franquicias.

Inventar cosas nuevas para intentar dejarlo todo igual. Eso es lo que primero podría decirse de “La Momia 3”, que acaba resultando inferior, en todos los sentidos, a sus dos taquilleros antecedentes. Como hubiera sido muy aburrido situar nuevamente la acción en el Egipto faraónico y recurrir al sempiterno calvorota Imhotep (Arnold Vosloo), a alguien se le ocurrió, en obvia y descarada coincidencia con el Año Olímpico, que podría trasladarse la acción a la China ancestral, y de ella obtener a un villano lo suficientemente representativo: el emperador Han, al que da vida la estrella de las artes marciales Jet Li. Pero no es el cambio de escenario ni de antagonista lo que perjudica casi irreparablemente al film, sino otras dos sustituciones que se notan mucho más: la de Stephen Sommers por Rob Cohen en las tareas de dirección y la de Rachel Weisz por Maria Bello en el rol de la protagonista femenina. Yo, desde mi modesto punto de vista, no entiendo por qué la ausencia de un actor al frente de un personaje que ha hecho suyo sugiere a los productores la necesidad de reemplazarlo por otro intérprete, y no la posibilidad de matarlo o darlo por muerto o, simplemente, obviarlo. Es decir, ya que tanto Brendan Fraser como John Hannah aceptaron repetir papeles, ¿era necesario que se pretendiese engañar al espectador dándole gato por libre, y hacerlo, además, con una actriz que no se parece absolutamente en nada a la original y que actúa en un registro totalmente diferente? En cuanto a la dirección, no es que Cohen lo haga mal del todo, pero la mezcla de aventura, terror y comedia era una característica que Stephen Sommers manejaba como nadie (si no nos fijamos en la decepcionante “Van Helsing”, claro está), y esta vez el potingue ha salido algo indigesto. Otra cosa que no me gustó fue el (nulo) contraste entre el hijazo (un mocetón de 27 años) que le ponen al protagonista Brendan Fraser y el estupendo estado de salud de éste, que sigue aparentando la misma edad que cuando hizo la primera “Momia”, y eso que debería tener un par de décadas más encima.

Correctito el nuevo director Rob Cohen, pésima (y nada bella) Maria Bello, simplemente funcionales los demás intérpretes y, éso sí, irreprochables, como siempre, los técnicos de efectos especiales, “La Momia 3” no aburre ni irrita demasiado, pero sus únicos logros estriban en la repetición de los mismos alicientes y virtudes de las viejas “Momias”, sin innovar nada sustancial, aunque sin llegar a ser ofensiva para la inteligencia del espectador que asume que ha pagado una entrada tan sólo para comer palomitas mientras presencia un espectáculo entretenido. En esto último coincide, también, con la cuarta y no del todo afortunada peripecia del Dr. Jones.

Lo mejor: los efectos especiales en general, la batalla final en particular
Lo peor: Maria Bello, el bigote de Jet Li, que aparece y desaparece sin venir a cuento
El cruce: “La Momia 1 & 2” + “Tigre & dragón” + “Van Helsing”
Calificación: 5,5 (sobre 10)

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Ya era hora de que escribieras de esta película. Que a mí me gustó más que la de Indiana Jones. O al menos fue más entretenida.

Luis Campoy dijo...

Yo casi me arepiento de lo que escribí, en su día, sobre "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal". Hay veces en que la primera impresión es buena y, conforme pasan los días, te vas replanteando ciertas sensaciones que te ha dejado. En el caso de "Indy IV", creo que necesito volver a verla (en DVD) para emitir un juicio certero y definitivo.

José A. dijo...

Buenasssss.

Aquí has acertado de lleno. Es una película para pasar el rato en familia comiendo palomintas. No aporta nada nuevo mas bien repite por aquí y por allá a las anteriores. No merece más comentarios. Un saludo. JA desde Alicante.

Luis Campoy dijo...

Tienes razón, demasiado espacio le he dedicado a esta reiteración de la misma propuesta, jajajajaja. Con todo, sigo diciendo que el final es bastante trepidante.