contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 7 de mayo de 2008

Demasiadas primarias



Todavía con la resaca a cuestas de nuestros propios comicios, no dejan de llegarnos noticias de esas otras elecciones que marcarán de forma inexorable el destino del mundo. Porque, mal que nos pese, el nombre de quien ostente la Presidencia de los Estados Unidos de América tendrá para todos una importancia evidente e inevitable. Si no créeis lo que os digo, pensad tan sólo en lo que ocurriría si se produjese un nuevo atentado en territorio USA y, como consecuencia y/o represalia, el Presidente electo decidiese emprender una cruzada contra el Mal en la que arrastrase a todos sus amigos y aliados (categoría esta última en la que estarían englobados todos los países miembros de la OTAN, Spain incluída). Por ello, no está de más, hacer un breve comentario acerca de esa interminable campaña que más parece una guerra civil en la que están inmersos los dos candidatos demócratas, Barack Obama y Hillary Clinton. Hace ya semanas que los republicanos nominaron a ese abuelete llamado John McCain (no confundir con John McClane, el personaje a quien da vida Bruce Willis en la saga de “La Jungla de Cristal”… si bien puede que el republicano y el poli cinematográfico sí coincidan en cierto modo expeditivo de entender la existencia, a golpe de sangre y fuego, no en vano los dos tienen un acusado pasado militar), pero tantas y tantas primarias están desgastando notablemente al Partido Demócrata, incapaz de plantear una estrategia clara y definitiva mientras no se decida cuál es su verdadero líder. Personalmente, no escondo mi predilección por Obama, a quien se le ve íntegro, idealista y conciliador, ni tampoco mi rechazo a la señora Clinton, que me da la impresión de que tan sólo pretende desprestigiar a su rival con el claro propósito de saciar su mono de Despacho Oval, quién sabe si como velada venganza contra su marido adicto a la falacia y la fellatio. A ver si Hillary, que cada día está más lejos de obtener la nominación, reflexiona a tiempo y, en lugar de ahondar aún más en la herida fratricida, se aviene a colaborar en la campaña de su enemigo y sin embargo compañero de filas, por el bien de todos, incluídos vosotros que me leéis.

No hay comentarios :