contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 4 de mayo de 2008

Cine/ "FUERA DE CARTA"


ENREDO ENTRE FOGONES

Fui a verla porque me gustó el tráiler, porque me encanta Javier Cámara y porque sabía que había sido escrita y dirigida por Nacho García Velilla, uno de los artífices de la ya casi mítica “7 vidas”, la serie más longeva de la televisión española, que se despidió hace pocos años pasando el relevo a “Aída”. No me arrepiento de haber pagado los 5 euros y medio que me costó la entrada para ver “Fuera de carta”. Al contrario, me lo pasé genial, conecté con casi todos los personajes y me reí como hacía tiempo que no me reía en una sala oscura. Maxi (Cámara) es un chief homosexual que regenta el restaurante Xantarella, en pleno Chueca (el barrio gay de Madrid). En su juventud, Maxi tuvo dos hijos en el seno de un matrimonio de conveniencia, y ahora, mientras trata de conseguir por todos los medios que su local sea incluído en la prestigiosa guía Michelín, se enfrenta no sólo a un affair romántico con un apuesto ex-futbolista argentino, sino a la forzosa convivencia con los hijos a los que abandonó y nunca volvió a ver. Que Javier Cámara es uno de los actores de comedia más sólidos de nuestros días es ya un hecho innegable, y lo demuestra enlazando un rodaje con otro (algo bastante inusual en la cinematografía española). También es verdad que los diálogos y la dirección de García Velilla están pensados para su lucimiento, y que se ha puesto a sus pies un espléndido elenco de secundarios entre los que destacan Lola Dueñas, los veteranos Chus Lampreave y Luís Varela y un sobreactuado Fernando Tejero que lleva años viviendo de las rentas de su portero Emilio de “Aquí no hay quien viva”. Divertida e hilarante pero, al mismo tiempo, sensible y respetuosa con las subtramas que desarrolla (la aceptación de la propia identidad sexual y el acercamiento entre padres e hijos largo tiempo ausentes), “Fuera de carta” es una muestra más de que, cuando se cuenta con los talentos y las aspiraciones adecuadas, el cine español es capaz de congregar a un público numeroso y, lo que es más importante, entretenerlo colmando sus expectativas.

Lo mejor: el guión, Javier Cámara y Lola Dueñas
Lo peor: la enésima vuelta de tuerca de Fernando Tejero a su famoso portero televisivo
El cruce: “Ratatouille” + “Una jaula de grillos”
Calificación: 8,5 (sobre 10)

Luís Campoy

8 comentarios :

Anónimo dijo...

...me has hecho la boca agua...
iré a verla.
y eso que hace mucho que no voy al cine.
serás tú el culpable de que vuelva.

gracias amigo. POR TODO.

BESITOS.

MARISA

Luis Campoy dijo...

Sólo por comentarios como éste merece la pena seguir escribiendo.

Gracias.

Anónimo dijo...

DE NADA...
ES UN PLACER LEERTE AMIGO.

MIL BESOS

MARISA

Anónimo dijo...

¡¡Vista la peli!!...

El cine, tanto español como extranjero cuenta con un gran comentarista, critico y articulista, experto en la materia.

Si alguna vez dejas de hacer esto que haces aquí, dime donde te has ido...iré tras de tì.


MARISA

Luis Campoy dijo...

Querida amiga, hace ya meses que no sólo eres mi mejor y más fiel lectora... sino la única. Probablemente nuestra amistad te hace desvariar un poco en esos halagos que me dedicas, pero gracias. Espero que tú, tu marido, tu madre, tus amigos de cuatro patas y, sobre todo, tu precioso niño, estéis muy bien. Un beso.

Anónimo dijo...

ESO NO ES VERDAD...

TE LEEN, Y CON MUCHA ATENCION.

¡ME LO HA DICHO UN PAJARITO!


BESITOS

DE NUEVO MARISA

José A. dijo...

Buenasssss.

Confieso que el cine español actual no me suele gustar. Temas como la Guerra Civil o cosas del barrio marginal ya aburren. Las películas de humor suelen dar pena en vez de risa. Pero de vez en cuando (muy de vez en cuando) aparece una buena. Esta es una de ellas. Se trata de una película divertida y a la vez con tema serio por en medio. Trata el tema homosexual de una forma sensible y con respeto, viendo los problemas del colectivo en nuestra sociedad actual. De verdad que es una peli muy aconsejable. Divertida y tierna. No me convenció Fernando Tejero. Su interpretación no pegaba con la del resto de actores. En fin, como cambiaría el cine español si se hiciesen más películas como esta. Un saludo. JA desde Alicante.

Luis Campoy dijo...

Como espero hayas leído en el artículo, coincido plenamente en lo que dices. Un abrazo, amigo.