contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 9 de abril de 2008

La investidura que dura y dura



Desde mi condición de humilde cronista de este tiempo que nos toca vivir, procuro estar pendiente de la actualidad en todas sus vertientes, y una de las cosas que más me interesan es la política, dado que se trata del marco en el que se desarrollan las leyes, las reivindicaciones sociales y las libertades. El Debate de Investidura que comenzó ayer es hoy tema obligado de análisis en todos y cada uno de los medios de comunicación de España y gran parte del mundo mundial. Yo apenas escuché sus primeros compases a través de la radio y, por la tarde, preferí invertir mi tiempo en actividades familiares mucho más reconfortantes, pero éso no quiere decir que no haya recibido con interés y agrado los titulares básicos de lo que allí aconteció. Lo de “agrado” lo digo porque me complació sobremanera el tono educado, mesurado y sorprendentemente conciliador con el que Zapatero realizó su intervención matinal. Eso sí es talante, y con talante da gusto tirar p’alante. Parece que los socialistas han comprendido que el tono de crispación y desasosiego que nos ha venido asfixiando durante los últimos años era una vía muerta imposible de transitar, y que, para relajar la tensión, la responsabilidad de recuperar la moderación perdida no es sólo cosa de los otros, sino también de uno mismo. Dos no discuten si uno no quiere, y aplaudo a ZP por entonar un discurso que incluso a un idealista desencantado como yo le sonó a gloria bendita. Tampoco hay que abandonarse a la inocencia de la credulidad infantil, pero después de lo de ayer sería absurdo no contemplar el porvenir inmediato con un cierto hálito de esperanza. Incluso Rajoy se vio incapaz de amargarle el día a su íntimo enemigo, y, a pesar de que anunciar que iba a votar a favor de su investidura a las primeras de cambio hubiese sonado a disparatada utopía, reconocer que le había gustado (como a mí… como a tantos analistas bienintencionados) “el sonido” de la intervención del candidato socialista y que estaba dispuesto a tomar la mano que le tendía creo que pudo significar el principio de una bonita legislatura.

No hay comentarios :