contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 20 de abril de 2008

Adiós a la Liga


Cada noche de domingo venimos diciendo lo mismo, y cada noche de domingo la frase es un poquito más real: el Barça ha dicho adiós a la Liga. Es cierto que todavía hay quienes se aferran a ese clavo ardiendo que se llama Champions League, pero mucho me temo que tan enorme globo de ilusiones nos lo van a pinchar un señor llamado Cristiano Ronaldo y sus diez compañeros: el Manchester United. Mi opinión (la misma que llevo expresando aquí desde hace muuuuchos meses) es que, por mucho que nos duela, el Barcelona se merece un segundo año consecutivo a cero, y que sea esa ausencia de títulos, ese fracaso total y sin paliativos, lo que precipite el cambio y remodelación que necesita no sólo el equipo sino todo el club. Desde Ronaldinho hasta Begiristain, desde Rijkaard hasta Laporta, la totalidad de los estamentos blaugranas deberían ser reciclados con urgencia. Lo de anoche frente al Español fue más fatalismo que indolencia, pero no hay que olvidar que no era, ni mucho menos, la primera vez que el pretencioso cuarteto autodenominado “Los Cuatro Fantásticos” (Ronaldinho, Eto'o, Messi y Henry) regresaba al vestuario con una inolvidable cura de humildad llamada impotencia (goleadora). De nada sirven la presión incesante sobre el área rival, el control abrumador de la pelota o la calidad incuestionable de las figuras, cuando la realidad irrefutable es que no se marcan goles. Si elimináramos al Manchester (cosa harto improbable) o, aún peor, si lográsemos ganar la Champions (cosa que ya entraría más en el terreno de la ciencia ficción que en el estrictamente deportivo), tengo muy claro que se trataría de un engañoso espejismo que tan sólo conseguiría que Rijkaard siguiera un año más, que Txiki continuara luciéndose este verano con fichajes de lo más absurdo y que Laporta no se avergonzase de pasear su catalanismo por todos los foros políticos en los que le permitiesen participar. Ojalá me equivoque, pero lo mejor que le puede pasar al Barça es caer ante los ingleses por un marcador escandaloso, quedar terceros o cuartos al final de la Liga y que el amigo Juan LaPuerta se despierte una mañana tan metido en política que no le quede otro remedio que abandonar su palco en el Camp Nou y no volver a pisarlo.

No hay comentarios :