contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

miércoles, 27 de febrero de 2008

Cine/ "JUMPER"

Insoportable levedad

Hay películas (buenas) que necesitan el paso del tiempo para que uno las valore y aprecie en su justa medida, una vez asimilados serenamente sus logros y virtudes. Otras, en cambio, pierden, con el transcurso de las horas, el único aliciente de un envoltorio brillante detrás del que, en realidad, lo único que brilla es el vacío de la nada. "Jumper" pertenece, rotundamente, a esta segunda categoría. La historia del joven poseedor de poderes incomprensibles (en este caso, la capacidad de transportarse o "saltar" de un sitio a otro, que puede estar situado a miles de kilómetros de distancia) al que persigue sin descanso un enemigo formidable e implacable nos la han contado tantas veces que parece mentira que sus responsables hayan elegido la opción siempre arriesgada de apostarlo todo a la carta fácil de los efectos especiales, minimizando sin pudor alguno el resto de sus posibles alicientes. Escenas como la del epílogo final, en la que el protagonista se reencuentra con su madre muchos años después de haberle abandonado, ejemplifican a la perfección lo que acabo de comentar: el encuentro está narrado con tanta frialdad que su misma necesidad dramática se torna absurda, y hasta una actriz tan sólida como Diane Lane está penosa. Lo mismo puede aplicarse a todos y cada uno de los otros actores, sin excepción. Hayden Christensen repite por enésima vez su composición de chico-bueno-pero-con-alma-oscura que ya exhibió, con resultados nada más que discretitos, en las dos últimas entregas de "Star Wars", y la mediocridad se extiende también a las actuaciones de Jamie Bell, Rachel Bilson y un Samuel L. Jackson vendido, nuevamente, al Poderoso Caballero, y que se enfrenta por segunda vez a Christensen después de “La Venganza de los Sith”. Lo dicho, despliegue de efectos especiales, un innegable hallazgo visual (el plano del protagonista sobre la cabeza de la Esfinge de Gizeh) que, aunque ciertamente magnífico, acaba de resultar cansino a fuerza de ser repetido, y un despilfarro de celuloide al servicio de un argumento que ni a los niños engancha.
Luis Campoy

Lo mejor: el travelling aéreo alrededor de la Esfinge.
Lo peor: el guión, la dirección, los actores, el peluquín imposible de Samuel L. Jackson.
El cruce: "El Caso Bourne" + "La Zona Muerta" + "Regreso al Futuro II"
Calificación: 4 (sobre 10)

No hay comentarios :