contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 10 de agosto de 2007

Cine: mi comentario sobre "RATATOUILLE"


Un punto de partida socio-gastronómico: el “ratatouille” es una comida típica de ciertos puntos de la región francesa de la Provenza consistente en un refrito de calabacín, tomate, pimiento, cebolla y berenjena (es decir: poco más o menos, el equivalente franchute a nuestro pisto, o fritada, o moje). Así, el título original de la última maravilla tecnológica de Pixar y Disney es un evidente juego de palabras que entremezcla la cocina con la identidad de su protagonista: una rata. Curiosamente, la apuesta de hacer que el héroe de una ficción infantil sea un roedor de alcantarilla funciona sin problemas para la mayoría de la gente, a pesar de ser bien conocida la aversión de todos los mortales hacia estos animalillos asociados a la suciedad y a la transmisión de temibles enfermedades. Precisamente aquí subyace el inevitable mensaje “familiar” que siempre suele acompañar a este tipo de films: la tolerancia hacia lo diferente, la aceptación y el respecto a los demás… incluso aunque se trate de sucios roedores.

El argumento de “Ratatouille” es más bien poco creíble: Remy es una rata de alcantarilla dotada de un gusto y un olfato poco comunes, incapaz de comer cualquier desperdicio y espectador habitual del canal de cocina en el que presenta un programa el cocinero Auguste Gousteau, un Arguiñano francés cuyo lema es “Todo el mundo puede cocinar”. Separado accidentalmente de su familia, Remy viaja a París y le las ingenia para conocer al joven Languini, un pinche de cocina que es en realidad hijo ilegítimo y aspirante a sucesor del fallecido Gousteau.

Si por algo suelen distinguirse las producciones Pixar es porque, a diferencia de sus competidoras en el terreno de la animación digital (DreamWorks, Fox, etc.), cuidan tanto la faceta argumental como la visual (algo que no puede decirse de tonterías como la reciente “Shrek Tercero”). Pensemos en los guiones de “Buscando a Nemo”, “Cars” o, sobre todo, “Los Increíbles”, y nos daremos cuenta de que su guión, incluyendo sus excelentes diálogos, es válido sin apenas adaptación, para una película “seria” rodada con actores de carne y hueso. No obstante, dado que se trata de un film de dibujos animados (o casi), es imprescindible hacer hincapié en su asombrosa, perfecta y excelente factura técnica. Todo en ella parece asombrosamente real: desde las texturas de pieles y pelajes hasta los bellísimos escenarios naturales parisinos, pasando por los movimientos y reacciones faciales de los personajes.

Si bien, como siempre en Pixar, el componente informático-visual roza muy de cerca la perfección, hay que reconocer que algo falla en los otros aspectos que componen una obra cinematográfica. No es sólo que la propia anécdota argumental resulte inconcebible para una mente humana (una rata cocinando), sino que la película se hace larga y pesada, el personaje del aspirante a cocinero Linguini carece del más mínimo de interés tanto dramático como humano y la relación que éste mantiene con su compañera de fogones y cazuelas Collette es tan artificial como innecesaria.

Ambientaba en los años sesenta parisinos y con múltiples referencias a clásicos como “Los Aristogatos” y “101 Dálmatas”, “Ratatouille” es mucho mejor que las últimas películas de animación estrenadas, pero, lamentablemente, algo menos divertida que lo que su trailer (eliminado, por cierto, del metraje final de la cinta, aunque sí constituye la imagen promocional en el poster) prometía.

Luis Campoy
Calificación: 8 (sobre 10)

2 comentarios :

Isa dijo...

Yo la vi ayer y la verdad es que estoy asombrada ante la perfección de toda la película. Salvando algún defectillo en el guión (o algún momento en que me chocaron las reacciones de los personajes) lo demás me parece una delicia.
Una banda sonora magnífica que se luce muchísimo, virguerías visuales y un encanto o glamour anticuado, casi imposible de encontrar ya en el cine (animado o no).
Y para ser más bien larga se me pasó volando.

Eliza Doolitle dijo...

A mi me encantó... Todo me pareció totalmente perfecto y acabé queriendo un Remy en mi casita... Es una monada...