contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

jueves, 26 de abril de 2007

¿Saviola, al Madrid?


Hasta esta mañana nunca había oído nada acerca de esta noticia, y desde que esta mañana la leí (en cierto periódico de color blanco) nada he vuelto a oir. No sé si ello puede querer decir que no es cierta, y, sinceramente, me encantaría esta última posibilidad. En cualquier caso, el diario deportivo “Marca”, en su edición de hoy, proclama en grandes titulares “EL MADRID FICHA A SAVIOLA”.

Recordemos que Javier Saviola, futbolista argentino apodado indistintamente “El Conejo” o “El Pibito”, llegó al F.C. Barcelona contratado por el anterior Presidente, Joan Gaspart, justamente en el último año de su mandato. Corrían los últimos meses de la era pre-Laporta y pre-Rijkaard y lo cierto es que Saviola fue el fichaje más caro de aquella época, a pesar de lo cual su rendimiento no satisfizo al entonces entrenador, Louis Van Gaal. El jugador, que apuntaba buenas maneras en su Argentina natal, fracasó en su intento de hacerse con un puesto titular en las alineaciones del Barça, y corrió la misma suerte que su compatriota Juan Román Riquelme. Tanto uno como otro fueron cedidos a diversos clubs (Saviola recaló en el Mónaco y en el Sevilla), con el fin de que se desfogaran y se adaptaran al tipo de fútbol que se jugaba en España.

A pesar de la fama y prestigio acuñados en Argentina y de la elevadísima cuantía de su ficha, Saviola, un jugador de conducta modélica y ejemplar, de temperamento dócil y afable, y que, cada vez que se le dio una oportunidad, se dejó la piel en el campo, fue ninguneado, repudiado y despreciado por el nuevo entrenador azulgrana. Frank Rijkaard declaró por activa y por pasiva que “el conejo” no respondía al prototipo de delantero que andaba buscando, básicamente porque era pequeño de estatura y no era agresivo, y los goles que marcó vistiendo las camisetas de Mónaco y Sevilla no consiguieron hacerle cambiar de opinión.

A finales de la temporada pasada, cuando expiró su contrato de cesión con el Sevilla, Rijkaard no tuvo otro remedio que “tragarse” a Saviola, que retornó a Barcelona con el entrenador en contra pero con la afición culé a favor. Las cosas pintaban rematadamente mal para el jugador argentino, que hubiese chupado banquillo de lo lindo de no ser por las lesiones consecutivas de Eto’o y Messi. Repentinamente, el pibito fue obteniendo minutos y más minutos, sobre todo en los partidos de Copa del Rey, en los que demostró su valía marcando un buen puñado de goles. El Camp Nou le elevó a la categoría de ídolo, pero han pasado muchos meses y los responsables de la dirección técnica del club (con Txiki Begiristáin a la cabeza) no han hecho sino marear la perdiz, incapaces de hacerle al jugador una oferta razonable, aunque fuese a la baja; Saviola cumple contrato el 30 de Junio, y será libre para negociar su futuro con cualquier club, a pesar de lo cual hasta hace muy pocos días juraba y perjuraba que su ilusión era continuar vistiéndose de azulgrana.

Pero, ay, la vida da muchas vueltas y, si lo anunciado por “Marca” fuese cierto, todo parecería indicar que el Conejo se ha cansado de esperar en vano, y, si hace unos días se hablaba de que tenía una buena oferta del Zaragoza, ¿por qué razón iba a decir “No” a una buenísima por parte del Real Madrid? Si ésto fuese así, sería para que Begiristáin, Rijkaard y el presidente Laporta no sólo se sentaran tranquilamente a reflexionar, sino para que entonasen un inacabable y avergonzado rosario de “mea-culpas” Leo todos los días el “Sport”, el periódico más blaugrana que conozco, y hace semanas que se especula con posibles fichajes de delanteros con indudable olfato de gol. Se habló de Cristiano Ronaldo, hoy mismo se habla de Klose… y, sin embargo, al Pibito, el máximo goleador del equipo en la Copa del Rey, se le da por perdido. ¿Por qué, sólo porque es bajito? Si un jugador como Saviola acaba marchándose al eterno rival, al máximo enemigo deportivo, donde con toda seguridad marcará un montón de goles blancos que debieran haber sido azulgranas, es que algo no funciona bien en las cabezas de los máximos dirigentes del Barça.

3 comentarios :

Ángel dijo...

El puente aéreo Barcelona/Madrid - Madrid/Barcelona suele dar bastante buen resultado: Milla, Schuster, Luis Enrique, Figo... Si Marca no miente ¿qué pasara con Saviola? No lo sé, pero, teniendo en cuenta que llevo merengue en la sangre, espero que se salga.

Luis Campoy dijo...

El caso de Saviola sería comparable al de Luis Enrique, pero nunca al de Figo, uno de los mayores traidores y embusteros a la causa barcelonista. En el día de hoy desde el diario "Sport" siguen negando el fichaje, pero el "MARCA" continúa insistiendo en ello, ya veremos qué sucede en los próximos días....

Ángel dijo...

Por eso, precisamente, me gusta el portugués. ;-)