contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

sábado, 5 de agosto de 2006

Cine: Mi comentario sobre "CARS"

Free Image Hosting at www.ImageShack.us
Tras leer algunas críticas un tanto tibias (creo que sería imposible hacerle una rotundamente mala), he visto “Cars” y me he quedado simplemente maravillado.

Muy por encima de sus competidoras en cuanto a realización de películas de animación generadas por ordenador, los chicos de Pixar han vuelto a ofrecer un excelente film de talante familiar pero que no no es ni bobo ni ñoño ni únicamente degustable por paladares infantiles.

“Cars” cuenta la historia de un bólido de carreras, Rayo McQueen que, al término de una rutilante temporada llena de triunfos y adrenalina, se pierde en mitad de la noche y en mitad de la nada, justo cuando apenas faltan unos días para disputar la prueba final del Campeonato. Condenado a reparar los desperfectos causados en su intento de salir del recóndito pueblo de Radiator Springs, Rayo deberá “humanizarse” y madurar por sí mismo y con la ayuda de otros vehículos, que le enseñarán a conocer el amor, la amistad, el respeto y la importancia del trabajo en equipo.

Cuando Pixar inició su colaboración con Disney, a principios de los 90, muchos nos entristecimos al presuponer que unas películas tan brillantes técnicamente supondrían un revés casi irreversible para la animación tradicional en dos dimensiones, de la cual la propia Disney había sido el principal estandarte durante décadas y décadas. Durante algunos años, las películas de dibujos animados convencionales trataron de oponerse al progreso, pero el devenir del tiempo ha demostrado que las posibilidades del ordenador eran tan apabullantes que el gran público acabaría por ceder ante la tentación del píxel, dando la espalda al dibujo artesano de toda la vida. En cualquier caso, hay que decir que los productos de Pixar (finalmente fagocitada y adquirida, a golpe de talonario, por la propia Disney) siempre han tenido una calidad especial (no sólo en cuanto a tecnología), y han sabido envolver sus historias con unos mimbres exquisitos que las colocan bastante por encima de los trabajos de la competencia (léase, por ejemplo, DreamWorks con sus “Shreks” o incluso Fox Animation con “La Edad de Hielo”).

En cuanto a “Cars”, se trata de un espectáculo de primer orden, perfecto en cuanto a concepción y ejecución visual, con unas escenas tan inolvidables como las carreras que abren y cierran la cinta, así como la estampida nocturna de los tractores y los entrenamientos del joven e impetuoso Rayo (“Lighting” = “Relámpago” en la versión original del film). Si acaso puede imputárse le algún (leve) defecto, yo diría que es un poquito larga, pero hay que entender que el exceso de duración se debe a que sus reponsables han tratado de potenciar también el aspecto emotivo y la caracterización y motivación de sus personajes, por lo cual se incluyen muchas escenas de diálogo que frenan la acción vertiginosa de las carreras anteriormente citadas.

Es prodigioso el modo en que los coches protagonistas resultan “humanizados”, no sólo en cuanto al “espíritu”, sino también en lo referente a su aspecto visual, de modo que a los pocos instantes te acostumbras a vivir en ese particular universo poblado por coches parlanchines que no necesitan de conductor alguno.

Tal vez un pelín inferior a “Toy Story 2”, “Buscando a Nemo” y “Los Increíbles”, las tres grandes obras maestras firmadas por Pixar hasta la fecha, pero bastante mejor que “Bichos” y “Monstruos S.A.”, “Cars”, que ha dirigido el principal responsable de la compañía, John Lasseter, representa posiblemente la consolidación definitiva de la animación digital, llegando a cotas de perfección técnica casi imposibles de superar. Su mensaje, a pesar de que la acción transcurre en paisajes perfectamente reconocibles de los Estados Unidos, no es patriotero ni ofensivo para la inteligencia, y hay que agradecerle que, aun a riesgo de alargar el metraje haciendo que los niños más pequeños se agiten incómodos en sus butacas, se tome su tiempo en presentar y dibujar bastante correctamente a la mayoría de sus personajes. A destacar el excelente doblaje español, que prescinde, afortunadamente, de la utilización de las voces de los famosillos de turno (aunque, por ejemplo, el piloto Fernando Alonso realiza un pequeño “cameo”), y algunas de las canciones que nutren su banda sonora, especialmente el famoso y añejo “Route 66” de Chuck Berry. Y un capón para la distribuidora española: ¿por qué se ha mantenido a ultranza el título original, “Cars”, cuando el equivalente español, “Coches”, tiene incluso una mejor sonoridad?; sé que siempre lo digo, pero no tenemos por qué renunciar a nuestro propio idioma tan sólo por un equivocado concepto de globalización. Finalmente: no os perdáis el cortometraje que precede al film, “El hombre orquesta”, una pequeña maravilla rebosante de inteligencia, ni los títulos de crédito finales, que parodian a las producciones anteriores de Pixar, si bien sustituyendo a los protagonistas originales de aquéllas por coches humanizados.

Luis Campoy
Calificación: 9 (sobre 10)

2 comentarios :

luisacordente dijo...

Aunque no tenga nada que ver mi comentario con esta película...

... He visto el TIGRE Y LA NIEVE, de ROBERTO BENIGNI, y me gustaria cuando la vieses leer tus comentarios, tan acertados siempre para mí.

Hacía tiempo que no había disfrutado tanto en el cine (me moria de risa), a la vez que SORPRENDE GRATAMENTE el mensaje de amor para el mundo, que desarrolla el director e interprete ROBERTO BENIGNI.

Para mi, una película divertidisima, sublime y ... MAGISTRAL.

Si no la has visto, te recomiendo que la veas, y si la ves, me regalas el comentario...será de nuevo un placer leerte.

Un beso y muchas gracias.

Marisa

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... Electric mini cars