contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 28 de abril de 2006

¿Cuánto falta para 2008?

Hace tiempo que no escribo nada de política, y creo que lo último fue con motivo del alto el fuego “ofrecido” por ETA. Ya entonces dije que no me lo creía, que el cese total de la actividad terrorista en todas sus formas (no sólo atentados; también extorsiones, impuesto revolucionario, kale borroka, etc.) era mucho más complicado de lo que aquellos tres encapuchados manifestaron aquel día. Pues bien, es notorio que yo tenía razón, como casi todos los que recogimos aquella noticia con cierta esperanza pero con un lógico escepticismo.

Cada día estoy más desencantado de este Gobierno. No del socialismo en estado puro, no de una concepción liberal y progresista de la vida, pero sí de este ejecutivo cuya cabeza visible es José Luis Rodríguez Zapatero. Lo último que me faltaba por oir era a los representantes de la ilegalizada Batasuna exigiendo la anexión de Navarra (“Nafarroa”, como ellos la llaman) al País Vasco como condición para seguir hablando. Lo penúltimo, escuchar al Gobierno central decir que los últimos episodios de kale borroka, es decir, “terrorismo callejero de baja intensidad”, no habían sido ordenados o promovidos por la cúpula de ETA, por lo que el proceso de paz podía proseguir sin problema alguno.

A veces no entiendo de política, o seguramente nunca entendí y jamás entenderé. O sea, ¿qué tiene el poder que se hace tan tentador, tan adictivo, tan necesario? ¿Realmente hay que pactar con cualquiera bajo cualesquiera condiciones tan sólo para poder formar gobierno o para poder permanecer en él?. ¿Qué precio real tiene para España el hecho de que el señor Zapatero pase a la Historia como “el presidente bajo cuyo mandato se extinguió la amenaza del terrorismo vasco”? ¿En qué términos se está negociando con los etarras? ¿Se puede siquiera pensar en negociar sin que hayan entregado una sola arma? ¿Hasta qué punto es lícita la negociación? Yo siempre he dicho que me opongo a la pena de muerte, pero de eso a acercar o incluso a liberar antes de tiempo a asesinos convictos hay una gran diferencia. Por otra parte, y, si es cierto eso de que “cuando el río suena, agua lleva”, ¿por qué de repente es necesario contradecir a los negociadores batasunos que afirman que “Nafarroa es la columna vertebral de Euskalherría”?. ¿Tan poco vale la unidad territorial antes indiscutida?.

Como he dicho otras veces, no me parece mal, en teoría, que se pueda negociar el mayor o menor grado de autonomía de esta o aquella comunidad, siempre como consecuencia de una serie de pactos consensuados y equitativos. Que los republicanos catalanes de ERC estén pensando en votar “nulo” el tan traído y llevado Estatut me resulta un tanto grotesco, pero, al menos, todavía no han recurrido a la amenaza chantajista para conseguir sus fines. No es la primera vez que los abertzales radicales pretenden anexionarse la golosa Navarra, pero nunca antes lo habían hecho en un momento tan (aparentemente) decisivo como éste, utilizándolo como moneda de cambio para materializar o no el ansiado proceso de paz.

Lo peor de todo no es que el gobierno de Zapatero se encuentre torpedeado simultáneamente por los vascos y los catalanes (eso lleva sucediendo casi desde siempre), sino que, esta vez, los separatistas no disparan con balas de fogueo, sino con munición de verdad. Nunca como ahora ha parecido tan evidente que la unidad nacional no significa nada, y que, por el contrario, todo vale con tal de aferrarse al poder. Tal y como está deteriorada la cosa política, y aunque me encantaría que volviese a ganar una formación de izquierdas, no tengo más remedio que preguntarme en voz alta: “Señor, ¿cuánto falta para las Elecciones de 2008?”.

2 comentarios :

Isa dijo...

Esta vez no tengo nada que comentar salvo que estoy de acuerdo con tu artículo en un 99%. El 1% lo dejo a la imaginación de cada uno jeje.
Verdaderamente bochornoso lo que está ocurriendo. Y desde luego preocupante.

Y sí, sin duda el poder corrompe, a todos los niveles y en todas las escalas.

Anónimo dijo...

Where did you find it? Interesting read » » »