contenido de la página

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

sábado, 4 de marzo de 2006

Comic: "MARVEL AGE", reconstruyendo la ERA MARVEL


Casi podría decirse que mi religión me obliga a comprar cualquier tebeo en el que aparece mi superhéroe favorito, Spiderman. En serio, suelo adquirir todo aquél comic en el que actúa el Hombre Araña, ya sea en calidad de protagonista o de invitado de lujo o como simple comparsa con papel secundario. Naturalmente, la nueva colección arácnida que Panini estrena este mes, “Marvel Age”, no iba a ser menos. Se trata de una especie de “remake” de los primeros episodios de la colección original del trepamuros, “Amazing Spiderman”, que ya tienen más de 40 años a las espaldas y a algún picatoste de Marvel se le ocurrió que necesitaban una revisión para hacerlos accesibles o interesantes para el público adolescente de hoy en día. Naturalmente, discrepo totalmente de esa opinión, y más aún después de haber leído el primer número de la nueva serie. No hace mucho tiempo ya se inició una especie de actualización de la saga arácnida (así como de casi todo el universo marveliano), que bajo el epígrafe “Ultimate” (en español, “Definitivo”), nos presentaba las historias de siempre pero vueltas a contar de un modo novedoso e imaginativo, cambiando muchas veces algunos hechos e incluso la tipología de los personajes, con el fin de causar en el lector actual un impacto, un efecto sorpresa, similar al que originalmente tuvieron los relatos primigenios. No es el caso de “Marvel Age”, que se limita a ser un vulgar “remake” que tan sólo consigue no actualizar, sino infantilizar las historietas originales. Siempre he pensado que, siendo un artista innovador e imaginativo, Steve Ditko, el dibujante original de aquellos tebeos sesenteros, tenía una forma de dibujar que no “enamoraba” a determinado tipo de lectores, por lo que la serie mejoró cualitativa o al menos estéticamente con la llegada de su insigne sucesor, John Romita, Sr., que trajo consigo un incremento en las ventas de la colección. No obstante, aun pudiendo ser cierto que aquellas mismas historias contadas de otra manera hubieran podido resultar más…. atractivas, la verdad es que los guiones de “Marvel Age” lo único que consiguen es demostrarnos que el lector de 2005 parece ser bastante más infantil e inmaduro que el de 1963. El poderío literario de Stan Lee, ni más ni menos que el creador del Universo Marvel que todos conocemos, la humanidad de sus historias, lo creíble de las situaciones, y, sobre todo, la chispeante precisión de sus diálogos, han sido sustituídos por una narrativa gris, banal y absolutamente convencional. Ni siquiera una leve referencia al origen de Spiderman (que en un primer momento se narró en el número 15 de la revista “Amazing Fantasy”, de 1962), ni a lo sucedido al tío Ben (cuya muerte significó, como todo el mundo sabe, el catalizador de la moral arácnida), ni a las motivaciones de J. Jonah Jameson en contra de Spiderman….. Todo se da por sabido, todo es trivial y anodino, y parece que el guionista Daniel Quantz se limita a reescribir los puntos básicos del libreto original de Stan Lee y a rellenar los huecos que el dibujante le ha cedido. Y ya que hablamos del dibujo, sería injusto no destacar esta faceta, ciertamente sobresaliente y en la que los dibujantes Mark Brooks y Jonboy Meyers consiguen mejorar el estilo que consagró no hace mucho a artistas como Humberto Ramos (que nunca ha sido santo de mi devoción), aunque lo que para mí se lleva la palma es el color, simplemente magistral y que, por ejemplo, dota al Hombre de Arena de unas texturas nunca vistas hasta ahora. Sobre la edición española de Panini, lo primero que se me ocurre decir es que es ¡CARÍSIMA!. Un librito tamaño pocket (como los tomitos de Vértice o, sin ir más lejos, la todavía vigente Biblioteca Marvel iniciada por Forum), por muy bien editado que esté, no debería costar casi mil pelas (5,95 euros), máxime cuando se supone que el público potencial son los niños y los adolescentes. También he echado en falta algún artículo de presentación (tan sólo se incluye una reseña acerca del Doctor Octopus), así como el “Checklist” habitual, y desconozco si en números sucesivos se reservará espacio para la (casi imprescindible) sección de correo, que, en numerosas ocasiones, tiene tantos o más alicientes que las historietas en sí mismas.

1 comentario :

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it »